Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Las UCIs aún no abren 24 horas

El Mundo El Mundo 18/06/2014 MARÍA VALERIO

Bruno nació el pasado 17 de abril en el Hospital San Agustín de Avilés (Asturias). Aunque sólo tuvo que pasar cinco días en la UCI por un problema con una proteína de su organismo, sus padres recuerdan aquellos días como "una pesadilla" por las dificultades para estar con su hijo todo el tiempo, tal y como aprobó hace ahora casi un año el Consejo Interterritorial de Salud.

El , el Ministerio de Sanidad y las Comunidades aprobaron de niños con enfermedades graves: la apertura de las UCIs pediátricas y neonatales las 24 horas del día, para que las familias puedan acompañarles en todo momento. Sin embargo, según ha podido comprobar EL MUNDO y tal y como denuncian algunas asociaciones, muchos centros no han adaptado aún sus horarios para que se flexibilicen las visitas.

El propio centro de Avilés asegura a este periódico que "el acceso es libre las 24 horas salvo que la enfermera esté con el crío en esos momentos" y reconoce que "las cosas se han ido modificando" en los últimos años.

La versión de Luis, el padre de Bruno, es bien diferente. "Las enfermeras y auxiliares, sobre todo de algún turno, nos hicieron sentir que nuestra presencia allí era incómoda y a menudo se invita a los padres a salir de allí". Luis y su mujer mostraron sus quejas ante la jefa del servicio de Pediatría del centro, "y pese a que nos dijo que tenía razón nos dijo que no podía imponerlo por decreto en el servicio".

El caso de Avilés no es único. Carmen Menéndez, Coordinadora de la Comisión de Sanidad de la Federación Española de Padres de Niños con Cáncer, explica a EL MUNDO que algunos hospitales sí han ido modificando sus horarios en este último año, "pero aún quedan centros donde sólo permiten acompañar al niño durante una hora y media al día y en otros siguen con problemas de espacio que impiden este derecho inexcusable de los niños y sus familias". Ésa es precisamente la explicación que dan desde el Hospital de Toledo, donde tienen horario de visitas tanto para la UCI de neonatos como para la pediátrica ("aunque la tendencia es a la ampliación de horario, la infraestructura no lo permite"). En otros centros con horarios, como el Germans Trias i Pujol de Badalona (de 9 a 10, de 12 a 16 y de 18 a 22), los justifican por la necesidad de informar con privacidad a los padres o para limpiar la UCI.

Estrés en los niños y sus familias

© Proporcionado por elmundo.es

Esta asociación, que fue la que promovió precisamente la norma aprobada por el Interterritorial, prepara un estudio sobre la situación actual, para poder volver a llamar a la puerta de las autoridades "e intentar que esto se generalice, porque esto provoca mucha angustia y estrés a los menores y a sus familias". A falta de ese estudio, la lista de hospitales incumplidores es difícil de completar, porque algunos centros -por ejemplo- sí abren 24 horas las UCIs de neonatos (donde permanecen los prematuros y otros recién nacidos enfermos), pero no las UCIs pediátricas (en las que ingresan niños de más edad con dolencias crónicas).

Es el caso, por ejemplo, del Hospital San Joan de Deu de Barcelona o del Complejo Hospitalario de Navarra (en Pamplona), donde los neonatos sí están abiertos 24 horas, pero no así la UCI pediátrica, como confirman fuentes el Gobierno de Navarra. En este caso, los padres pueden visitar a sus hijos de 12.00 a 14.30 y de 16.00 a 21.00 horas.

En el centro barcelonés, un hospital infantil, un portavoz explica que las instalaciones no permiten que se generalicen las visitas en la UCI infantil, "aunque en casos graves se intenta que las familias pasen el máximo tiempo posible con los niños". Aseguran que esta limitación de espacio podría resolverse con unas obras que están previstas próximamente, "es la próxima actuación prevista en el hospital".

"Algunos de estos niños tienen que pasar bastante tiempo en Cuidados Intensivos y para muchos son precisamente sus últimos momentos, por lo que no se puede privar a las familias de este derecho en estas situaciones dramáticas", como advierte Menéndez, cuya Federación prepara un estudio sobre este tema.

En otros centros, como los de León o el Virgen del Rocío de Sevilla, aunque la entrada es libre las 24 horas, los padres se quejan de la falta de espacios adaptados para permanecer con los niños. "Una cosa es el horario y otra que los padres no tengan ni una mala silla", denuncia la presidenta de El Parto es Nuestro, Adela Recio. En otros, como en Elche, la apertura es 24 horas, pero sólo para el padre o la madre (y sólo durante una hora por la mañana y otra por la tarde pueden estar los dos). Mientras que el Reina Sofía de Córdoba, los padres no pueden quedarse por las noches, según sanitarios del centro que explican que no existen espacios habilitados para ello.

La mayoría de las UCIs neonatales en los grandes centros universitarios sí abren 24 horas, pero éste no es el caso en hospitales más pequeños, como los de Avilés, Talavera, Orihuela, Jaén... y muchos centros privados, como ha podido comprobar este periódico con sus gabinetes de prensa o en los horarios que figuran en sus propias páginas web.

Difícil dar datos

En febrero de 2013 (unos meses antes de la recomendación del Consejo Interterritorial), la asociació El Parto es Nuestro publicaba un estudio con 256 unidades de neonatos en 172 hospitales públicos y 84 privados de toda España y sólo el 48% de ellos permanecía abierto las 24 horas. Además, en el 23% de ellas el horario de acceso de los padres era tan restringido que sólo podían permanecer con los niños cinco horas o menos.

Adela Recio también reconoce a EL MUNDO que las cosas han mejorado un poco desde entonces, pero coincide con Menéndez en que aún existen muchos centros en los que no se cumple la norma aprobada hace casi un año. Sobre las razones de ello, critica que muchso centros y profesionales ni siquiera se lo plantean, "y no están concienciados de la necesidad vital y de salud de implementar estas políticas".

El doctor Francesc Botet, secretario de la Sociedad Española de Neonatología, coincide en que es una cuestión de actitud y que cuando existe "buena predisposición por parte del centro, esta apertura se puede hacer bien aunque se trate de espacios pequeños". Todos ellos coinciden en que la evidencia científica ha demostrado con creces los beneficios médicos para el pequeño derivados del contacto con su madre, pero incluso, añade Botet, hay algún trabajo que muestra una reducción del tiempo de estancia en la UCI.

Aunque con la ley en la mano estas familias podrían saltarse los horarios y acceder a ver a sus recién nacidos, la representante de El parto es Nuestro reconoce que a menudo estas familias están en shock, "y sólo desean que traten a sus bebés lo mejor posible y marcharse a casa cuanto antes". También la representante de los padres de niños con cáncer reconoce que estos hospitales que aún no han abierto sus UCIs no se enfrentan a ninguna sanción administrativa, algo que ratifica el doctor Botet: "nosotros somos una sociedad científica, pero no tenemos una capacidad ejecutiva para hacer que esto se cumpla". En este sentido, el propio Ministerio de Sanidad reconoce que la recomendación está incluida en el Plan Nacional de Infancia pero no tiene rango de ley y se remite a su cumplimiento a cada comunidad autónoma.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon