Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Lech Walesa: "Putin no podrá alcanzar ninguno de sus sueños"

La Vanguardia La Vanguardia 04/06/2014 Joaquín Luna

Lech Walesa, 70 años, fue el artífice -tal día como hoy hace 25 años- de que Polonia rompiera de facto con el comunismo mediante unas elecciones que marcaron el principio del fin del llamado telón de acero. Ayer estuvo con el presidente Obama en Varsovia y anteayer pronunció una conferencia en el Iese en Barcelona, tras la cual mantuvo esta entrevista. Exhibe vigor y una mentalidad de viejo sindicalista: remedios sencillos y claros.

¿Ha minusvalorado Europa al presidente Putin y la naturaleza imperial de Rusia?
La UE ha tenido sus propios problemas y entre unas cosas y otras ha infravalorado la dimensión de Putin ¡Empecé a avisar a Europa hace ya 20 años! Durante mucho, mucho tiempo, alerté de que Rusia desestabilizaría los estados de la antigua URSS. Rusia tiene minorías en muchos países vecinos y aunque tengan todos los derechos y puedan incluso ser elegidos parlamentarios son un gran pretexto. Ahora bien, a largo plazo, Putin no puede alcanzar ninguno de sus sueños imperiales porque ya no son tiempos de acciones de fuerza como las que emplea. Entre tanto, me temo que habrá tensiones y derramamientos de sangre innecesarios. Hay maneras de desembarazarse de Putin.

¿Cuáles?
Imagino un grupo, de Naciones Unidas o la OTAN, formado por quince o veinte personalidades que identificaran diez maneras de debilitar a Putin. Una vez elaborada la lista, sería sometida a todos los países que desaprueban la forma de actuar del presidente ruso. Y que decida cada uno, por separado, la opción conforme a sus posibilidades. Cuanto más fuerte sea esa solidaridad, antes nos desembarazaremos de Putin.

¿Tan vulnerable es Rusia?
Eso depende de cómo evalúes su fortaleza. Rusia no es fuerte económicamente pero si miras los recursos naturales...Y sigue teniendo una gran potencial militar. Les bastaría con abrir los contenedores de las armas químicas y dejar que los vientos obrasen un desastre por toda Europa... Cuando fui presidente de Polonia (1990-1995) pude verificar ese potencial y es increíble. Por eso hay que evitar cualquier confrontación directa con Rusia.

Usted ha conocido a todos los presidentes de EE.UU. desde Reagan. ¿La visita de Obama a su país es una muestra tardía de apoyo a Polonia?
En cierta manera, sí. Polonia tiene unas condiciones especiales: fue el primer país que se liberó del comunismo y ayudó a hacerlo a los otros. Nadie lo creía posible y finalmente se dieron cuenta de que también podían. Teníamos un acuerdo con EE.UU. para la instalación de un sistema de escudo antimisiles pero Obama decidió cancelarlo. Si hubiéramos tenido este escudo, Putin habría respetado más a sus vecinos. En cierta manera, Obama ha permitido a Putin actuar de la manera que lo ha hecho.

¿Es un presidente de EE.UU. débil en política exterior?
Es difícil decirlo. Iba a introducir reformas, primero en EE.UU. y después en el mundo... Las Naciones Unidas demandan reformas, la OTAN también. ¿Quién puede hacer esas reformas? Sólo una superpotencia. Yo no digo que EE.UU. haga el trabajo de los demás ni que resuelva todos los problemas, pero ha fracasado en esta tarea y para mí es una gran decepción. ¿Por qué no ha hecho esos cambios necesarios? Hemos perdido mucho tiempo.

Usted ganó una de las últimas revoluciones de Europa.
Y cometí un error que espero no repitan las futuras revoluciones: entregamos nuestra victoria -la democracia- a los burócratas y ellos continuaron haciendo las cosas a la vieja manera. Tendríamos que haber formado un grupo -sin cargos- que marcara ob-jetivos y evaluara cada año su consecución. Y si no se cumplían, despedir a los responsables.

¿Está satisfecho con las condiciones de vida de los trabajadores polacos?
El colapso del comunismo y de la URSS supuso la desaparición del 70% de nuestra economía. Imaginen cualquier país perdiendo el 70% de su capacidad económica: ninguno habría sobrevivido. Nosotros lo hemos hecho pero a un coste muy duro. Hay mucha emigración pero mejor que emigren que se queden a vivir sin empleo en Polonia. Yo propuse un Plan Marshall pero fracasé...

¿Qué opina como católico del papa Francisco y sus diferencias con la jerarquía polaca?
El Espíritu Santo siempre ha apoyado a los papas. Después de muchas guerras, la religión ha vuelto a su sitio, donde debe estar. Y cuanto más volvamos a la función espiritual, más gente tendremos.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de La Vanguardia

image beaconimage beaconimage beacon