Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Llegan a Melilla en una patera dos embarazadas y una niña con otros 21 inmigrantes

El Mundo El Mundo 03/06/2014 PAQUI SÁNCHEZ

La sobre Melilla no está solo centrada en la valla. Las fronteras marítimas también están en el punto de mira de los inmigrantes. Veinticuatro subsaharianos han arribado hoy a la ciudad autónoma por este método, entre ellos cuatro mujeres, la mitad de ellas embarazadas. Además, también viajaba en la embarcación una niña de corta edad. Ninguno llevaba chalecos salvavidas, seguramente porque no pagaron a las mafias el extra que exigen por este accesorio, tan importante en caso de que la embarcación hubiera volcado.

Todos ellos han podido llegar por su propios medios a Horcas Coloradas, una de las pocas playas que Melilla tiene a mar abierto, ayudados por las buenas condiciones meteorológicas que había. La Guardia Civil ha avistado la embarcación este mediodía, pero cuando el Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) ha llegado a la zona, los inmigrantes estaban ya en la arena muy deshidratados.

Además, siete de ellos tenían síntomas de hipotermia, a los que la Guardia Civil ha llevado al Hospital Comarcal para que les dieran asistencia sanitaria. Todos han sido ya dados de alta y trasladados, como el resto, al Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI), que sigue bastante colapsado a pesar de los esfuerzos de la Delegación del Gobierno por aliviar la presión asistencial que éste sufre.

La de hoy es la primera entrada que se produce desde la de más de 300 inmigrantes hacia la península desde que hace seis días la valla de Melilla viviera otra de sus avalanchas históricas, en la que entraron casi medio millar de subsaharianos. Desde aquel mismo miércoles 28 de mayo, el Gobierno ha trasladado a varios grupos en barco y avión hacia centros de acogida gestionados por ONG y Centros de Internamiento de Extranjeros (CIES) del resto del territorio nacional.

Saturación del CETI

Pese a todo, el CETI melillense sigue teniendo una ocupación muy elevada, cercana a los 2.000 acogidos, cuando su capacidad máxima es de 480 personas. Los 24 nuevos inquilinos que han llegado hoy a bordo de una patera contribuyen a agravar un poco más la situación de colapso que se vive en el centro, que sería incapaz de hacer frente a tanta demanda si no fuera por la cantidad de tiendas de campaña y literas prestadas por Cruz Roja y el Ejército.

La patera de hoy es la séptima que llega a Melilla en lo que va de año y una de las más numerosas. En total, 171 inmigrantes han llegado a la ciudad autónoma utilizando este procedimiento, aunque desde hacía ya dos meses y medio que no entraba ninguna patera. En concreto, desde que el 15 de marzo llegara la última, en la que viajaban 25 inmigrantes, uno más que en la de hoy.

No obstante, hay que recordar que en plena Semana Santa, siete inmigrantes llegaron a las islas Chafarinas, aunque fueron entregados a las autoridades marroquíes después de más de 12 horas. Ha ocurrido lo mismo con otros 13 inmigrantes en la isla de , a apenas 200 metros de la costa alauí. Siguieron los pasos de otros nueve que lo intentaron el lunes, aunque en un islote de soberanía de Marruecos.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon