Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Los agentes se quejan de que la Consellería do Mar no colabora

EL PAÍS EL PAÍS 14/06/2014 Paola Obelleiro

La directiva de la Cofradía de Noia, para la policía autonómica, no sólo está bajo sospecha por “prácticas fraudulentas” en la obtención y venta de marisco, sino también por la concentración de embarcaciones con permiso para faenar y frecuentes excesos en los topes de capturas que cometen sin penalización. Los agentes también apuntan a las trabas o ausencia de documentación que encontraron durante sus investigaciones.

 Y reseñan también falta de colaboración por parte de la Consellería do Mar, que no contestó a requerimientos de datos reclamados, sin éxito, por la unidad policial de Santiago para completar su investigación. Esta última sigue esperando que se le remita algo tan sencillo como el listado oficial de mariscadores que fueron autorizados a faenar en la ría noiesa la pasada campaña marisquera. O que el departamento que dirige Rosa Quintana le conteste sobre la supuesta subvención que esa cofradía dijo haber pedido para compensar el cierre de la ría por toxina en octubre de 2013.

Los atestados policiales recopilan el listado de la quincena de barcos que tienen relación directa o indirecta con miembros de la cúpula de la cofradía o familiares suyos, principalmente hermanos del patrón mayor, Santiago Cruz, y de su esposa, Dolores Martínez Pais. Un matrimonio que acapara nada menos que cuatro barcos con cotizados permisos de marisqueo en una ría que constituye una de las mayores despensas de berberecho y almeja de Galicia.

Los agentes llaman la atención en el informe incorporado al sumario que instruye el Juzgado número 2 de Noia sobre el hecho de que los directivos de la cofradía o sus familiares “cumplen casi todos los días con los cupos máximos de extracción”. Pero hay incluso alguno que supera este tope diario sin ser sancionado por ello. El patrón mayor llegó a recolectar seis kilos de berberecho más de lo permitido. Su cuñado y jefe de mantenimiento de la lonja de O Freixo, José Antonio Martínez, se pasó en 21 kilos de su cupo. Pero hay incluso alguno próximo a la cúpula de la cofradía que se excedió en hasta 138 kilos.

Santiago Cruz lleva ya 12 años al frente del pósito noiés, que, como todos los restantes de Galicia, sigue a la espera de que la Xunta convoque unas muy demoradas elecciones en las entidades que gestionan los recursos marinos. No hay fecha de momento para esa convocatoria en las urnas.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon