Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Los alumnos critican la nueva organización de la especialidad

EL PAÍS EL PAÍS 23/05/2014 Emilio de Benito

A los recortes en personal y financieros del sistema sanitario, se suma otro factor de inquietud: la reforma del sistema MIR. El decreto de troncalidad cambia estos estudios de posgrado —indispensables para ejercer—, y crea cinco macroespecialidades (tronco médico, quirúrgico, psiquiátrico, de imagen y de laboratorio y diagnóstico clínico), aparte de una serie de especialidades sin asignar (ocho, entre ellas dermatología y pediatría). El real decreto de troncalidad está en fase de borrador y básicamente consiste en que al estudiar la especialidad en el MIR, hay unas áreas comunes que duran dos años, y luego dos años más especializados. Por ejemplo, tanto el graduado que quiera ser alergólogo como el que quiera ser neurólogo cursarán el tronco médico, y tendrán dos años de formación común. Luego deberán estudiar dos años específicos, en lugar de los cuatro de especialización (o cinco) que hay ahora.

La idea del Ministerio de Sanidad es que todos los que cursen uno de esos troncos tengan dos años comunes y, el resto, de especialización. Se supone que así habrá más flexibilidad, y los estudiantes tendrán más tiempo para decantarse por su especialidad. Además, en caso de que algún profesional quiera reespecializarse en el futuro, lo tendrá más fácil.

Pero no todos lo ven así. El presidente de la Coordinadora Estatal de Estudiantes de Medicina, Juan Pablo Carrasco, afirma: “Con ello se reduce la capacidad de elección, y crea inseguridades porque no se fija un tiempo máximo para la parte optativa”. El vicepresidente de la CEEM, Álvaro Cerame, añade: “Además, si luego quieres hacer lo que llaman área de capacitación específica”, que es una especialización que se hace tras el MIR, “hay que hacer primero un tronco. La formación se te puede poner en 20 años”. “Y la flexibilidad no es tal. Hay gente que tiene muy claro lo que quiere hacer, pero si empiezas el tronco médico y luego quieres ir a cirugía, tienes que repetir el MIR y los dos años de troncalidad”. “Dicen que es para planificar, pero solo planifican los dos primeros años”, critica Cerame.

No son los únicos críticos. Los expertos en enfermedades infecciosas y los de urgencias no están conformes con el tronco que les ha correspondido, por ejemplo. Hasta el consejero de Sanidad de Madrid, Javier Rodríguez, declaró hace un mes en un congreso de periodistas sanitarios que si él fuera estudiante, “tampoco estaría de acuerdo”.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon