Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Los atractivos de la ACB contra el caos en los despachos

Logotipo de El Mundo El Mundo 29/09/2017 LUCAS SÁEZ-BRAVO

En plena vorágine en los despachos arranca, al fin, el baloncesto. El balón al aire de la Liga Endesa hoy en el Blaugrana después de (otro) verano de absurdos, conflictos aquí y allá y sólo una conclusión tajante en este momento: el calendario será extenuante. La ACB , que en julio contaba con 17 equipos después de los primeros ascensos y descensos en años -se suavizaron, al fin, los requisitos para subir-, amanece ahora con 18 tras la readmisión judicial del Betis. Y pretende ir a 16, aunque para eso necesite del apoyo de la FEB, que antes quiere una solución para que los internacionales puedan acudir en noviembre a las novedosas ventanas FIBA de clasificación para el Mundial. Todo eso, sin respiro, si antes los grandes no montan una competición paralela, como también llegaron a amenazar.

Con este panorama explosivo, lo mejor es que comiencen las canastas. Ya lo avisó el propio secretario de Estado, uno de los involucrados en los tiras y aflojas. "Espero que estemos a la altura en los despachos", lanzó José Ramón Lete.

© Proporcionado por elmundo.es

Ahí, sobre la pista, los verdaderos actores, los que todavía no tienen claro qué deberán hacer si la selección les llama el próximo 23 de noviembre porque a la vez tienen partido de Euroliga con su club, los que aún no saben cuántos equipos descenderán al final de la temporada, los que ven cómo los nacionales siguen en peligro de extinción, pese al ligero aumento (de 62 españoles que empezaron la pasada temporada a 70 ésta...). Un curso, en lo deportivo, marcado por una novedad en tiempos: ni Real Madrid ni Barcelona defienden trono.

El Valencia rompió el duopolio siete años después y corroboró su pujanza en la reciente Supercopa. Cambió de entrenador (Txus Vidorreta por Pedro Martínez), retocó su plantilla y deberá hacer frente a la exigencia competitiva de la Euroliga. Pero aunque pocos técnicos le incluyan entre los favoritos al título, según la encuesta oficial de la ACB, con la consecución de su primera Liga derribaron una barrera psicológica. Y no les falta ni ambición ni proyecto ni plantilla.

Importantes refuerzos de Madrid y Barça

Y, además, exigen más cautela que nunca esos dos ogros de siempre. Que en su F5 particular del verano tomaron vías opuestas. En Madrid, la continuidad, cuando tal vez el proyecto de Pablo Laso precisaba un buen lavado de cara tras el batacazo de final de curso y la posterior lesión, gravísima, de Llull. Y en Barcelona, la enésima revolución tras tres años sin un título que llevarse a la boca.

No hubo dudas en la Casa Blanca de la permanencia del técnico -además, renovado recientemente-, pero tampoco se tocó demasiado la plantilla que hizo aguas en la Final Four y posteriormente en la lucha por el título ACB. Un todoterreno como Causeur, el retorno de Campazzo y Yusta y los centímetros de Kuzmic. Hasta la vuelta de Llull, ya en 2018, será el joven Doncic uno de los señalados para tirar del carro, posiblemente, en su último baile antes del salto a la NBA. Su versión con Eslovenia en el Eurobasket sembró las mejores ilusiones para el Madrid.

El Barça, por contra, presenta hasta ocho caras nuevas, además de la de Sito Alonso en el banquillo. Fue el dueño del mercado veraniego, pero ni incorporaciones tan preciadas como las de Heurtel, Hanga, Oriola o Seraphin convencen, del todo, al propio capitán Navarro. "Es una temporada ilusionante, deseamos cambiar la dinámica de los últimos años, creo que hemos fichado bien, pero llevamos tiempo diciendo que la cosa va a ir bien y al final no va. Hay mucha gente nueva y hay que conjuntar muy bien al equipo", expresó el lunes en la presentación del torneo, donde pidió, además, "que los aficionados vengan al Palau".

En la pelea por los títulos habría que incluir también a los otros dos españoles del quinteto nacional de Euroliga. El renovado Baskonia, con el debut de Prigioni en el banquillo y el regreso de dos bases potentes como Huertas y Granger. Y el Unicaja de Plaza, que añadió al eléctrico Ray McCallum, que, para los que fichan (directores deportivos) es el fichaje más importante y decisivo de la temporada en esta atribulada Liga Endesa.

Leer

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon