Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Los cadáveres de Sandra, su hija y su pareja llevaban 15 días enterrados bajo hormigón en Dos Hermanas

Logotipo de El Mundo El Mundo 02/10/2017 CHEMA RODRÍGUEZ

Al menos quince días llevaban los cuerpos de Sandra Capitán, su hija Lucía y su pareja, un ciudadano turco llamado Mehmet, enterrados bajo una capa de hormigón a dos metros bajo tierra en una casa de Dos Hermanas. Los cuerpos han sido rescatados este lunes después de que durante todo el fin de semana efectivos de la Policía Nacional, con ayuda de la Unidad Militar de Emergencias (UME), entrasen en la vivienda, ubicada en el número 168 de la calle Azofairón, en un barrio conflictivo del municipio nazareno.

Según ha podido saber EL MUNDO de fuentes próximas a la investigación, los cadáveres estaban bajo el suelo de la cocina, en un pozo a dos metros de profundidad y muy estrecho al que habrían arrojado los cuerpos para taparlos con hormigón. Encima, habían colocado losas similares a las del resto de la estancia, aunque los signos de que allí había algo raro eran evidentes.

Los trabajos para desenterrar los cadáveres han sido muy complicados, dado lo estrecho del agujero en el que estaban. Por ese motivo, la Policía pidió ayuda a la UME, que trasladó hasta el lugar maquinaria especializada. Aun así, no ha sido hasta la mañana de este lunes cuando se ha podido proceder al levantamiento de los cuerpos y a su traslado al Instituto de Medicina Legal de Sevilla (IML), donde se les practicará la autopsia para determinar las causas de la muerte.

Lo que sí está confirmado es que los cuerpos corresponden a los de los tres

desaparecidos

a los que la Policía Nacional buscaba desde mediados de septiembre, cuando la familia denunció que Sandra, de 26 años y embarazada de tres meses, se había marchado de casa y no daba señales de vida, al igual que su hija, Lucía, 6 años. Luego se confirmó que el ciudadano turco con el que Sandra mantenía una relación sentimental también estaba desaparecido.

Todo indica que los tres fueron asesinados casi inmediatamente después de desaparecer y, a continuación, los autores del crimen enterraron los cuerpos en la vivienda de Dos Hermanas donde han sido encontrados este fin de semana, al parecer rociados con sosa cáustica para acelerar la descomposición.

Un ajuste de cuentas relacionado con el narcotráfico es una de las principales hipótesis que manejan los investigadores del Grupo de Homicidios, dada la estrecha vinculación de Mehmet con una de las principales organizaciones dedicadas a la distribución de estupefacientes en Sevilla, además de sus lazos, incluso familiares, con mafias internacionales de narcos.

Producto de la investigación policial han sido detenidas varias personas, una de las cuales, al parecer, es la que habría dado la pista esencial que ha conducido al lugar donde se encontraban los cuerpos. La cifra exacta de arrestados no ha trascendido, dado que el juzgado que lleva el caso ha decretado el secreto de sumario sobre las actuaciones.

La freidora, encendida

La desaparición de Sandra Capitán y de su hija Lucía fue, desde el primer momento, un suceso extraño. La joven desapareció a mediados de septiembre, un fin de semana, de su piso, en el barrio de Bellavista, en Sevilla, a que se había mudado poco antes, dejando la freidora encendida y las patatas cortadas y listas para cocinarlas así como una hamburguesa a medio hacer en la encimera de la cocina. No se llevó nada de ropa ni efectos personales más allá de su bolso y su coche, con el que se desplazaba prácticamente a todos sitios, quedó aparcado en el mismo sitio en el que lo había dejado la última vez, en las inmediaciones de su domicilio. Además, Lucía tenía una cita médica el lunes siguiente, le iban a revisar el brazo que tenía escayolado, pero no acudió.

Su familia mantuvo desde el principio que la desaparición no había sido voluntaria y que la joven y su hija habían sido secuestradas. La Policía Nacional barajó inicialmente que se hubiese tratado de una

huida precipitada

ante la inminencia de algún peligro.

Leer

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon