Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Los cinco puntos (insalvables) que enfrentan a taxistas, 'apps' y CNMC

El Confidencial El Confidencial 19/02/2016 J. Esteve

Madrid ha sido hoy el escenario de un nuevo capítulo en el enfrentamiento entre taxistas y otras plataformas de transporte de viajeros que quieren entrar en el sector. A diferencia de ocasiones anteriores, el blanco de las iras de los primeros ha sido un nuevo actor secundario: la Comisión Nacional del Mercado y de la Competencia (CNMC).

Esta última ha logrado que el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía admita a trámite un recurso en el que cuestiona las ordenanzas de transporte de Cádiz y Málaga. Las ordenanzas están basadas en la última ley aprobada por el ejecutivo a finales de 2015 y la CNMC considera que restringen la competencia y encarecen el servicio en contra del bienestar de los ciudadanos.

Hemos recopilado las principales quejas de los taxistas para conocer la postura tanto de Uber como de Cabify y hemos comparado la situación con otros países europeos para averiguar si la situación española es una rareza en el contexto europeo.

Liberalización del sector

La madre de todas las batallas. Para el sector del taxi, la suya es una actividad "regulada con unas normas de transporte". Las palabras son de Jesús Fernández Matellanes, de la Federación Profesional del Taxi, que afirma que las reivindicaciones actuales van encaminadas contra la CNMC para "que deje en paz al sector".

Los taxistas se manifiesta contra la liberalización del sector. (Reuters) © Proporcionado por El Confidencial Los taxistas se manifiesta contra la liberalización del sector. (Reuters)

Los taxistas alegan que el suyo no es un monopolio sino un sector compuesto por "70.000 personas con una licencia que conceden los ayuntamientos o las comunidades autónomas". Desde la Federación afirman que para que ese servicio se preste en las condiciones óptimas son necesarios "unos requisitos, licencias y garantías tanto para usuarios como para transportistas".

Las barreras de entrada para el sector son tan altas, con licencias que cuestan hasta 160.000 euros, que la llegada de nuevos actores se ve con mucha reticencia.

Uber y Cabify observan la situación desde otro prisma, el del jugador que quiere formar parte de la partida. Yuri Fernández, portavoz de Uber, señala la ausencia de limitaciones en el número de licencias en otros países europeos como un hecho "que favorece la libertad de elección del usuario". Fuentes cercanas a la compañía también han explicado a 'Teknautas' que la CMNC ya advirtió, tres años atrás, cuando la actual ley todavía era un borrador, que los principios sobre los que se regía eran lesivos y restringían la competencia.

Desde Cabify aplauden la decisión de la CNMC pero son conscientes de que los cambios serán progresivos. Así lo expresa Juan Ignacio García, portavoz de la compañía: "Venimos de una ley totalmente regulada y súper estricta. Creo que el paso a una liberalización será gradual".

Ratio de licencias VTC y de taxi

La ley actual fija que sólo puede haber una licencia VTC (Vehículos de Alquiler con Conductor) por cada treinta taxistas. En este punto, España se aleja de las normativas en vigor en países como Francia o Inglaterra donde, en la actualidad, no existen los límites que sí hay en nuestro país.

"En Francia se ha pasado de mucha regulación a ampliar la cuota (y que haya muchísimas más licencias) a que ahora hayan congelado las autorizaciones. Se tiene que pensar en el consumidor final. Cuanta mayor sea la oferta, mejor", argumenta el portavoz de Cabify.

Protesta de los taxistas en Madrid. (Reuters) © Proporcionado por El Confidencial Protesta de los taxistas en Madrid. (Reuters)

Los taxistas no ven mal la competencia, siempre que se ciñan a las normas vigentes. "Si Uber entra con licencias de vehículos de transporte... Este es un país libre", afirma Matellanes.

"Cuando Uber llega a una ciudad, el mercado del transporte urbano crece como lo demuestran los datos de Paris, con más de 12.000 conductores, o de Londres, con más de 18.000 conductores", señala Fernández, portavoz de Uber.

Siete vehículos para conformar una flota

Lo exige la legislación y la CNMC pretende tumbarlo con la desregularización del sector. Hasta el momento, un conductor autónomo con un coche no puede optar a una licencia VTC. Para hacerlo, necesita disponer de siete vehículos, con el correspondiente desembolso. 

"La medida es una limitación más al sector de los VTCs porque restringen la entrada a empresas, cooperativas y demás —argumenta Juan Ignacio García—. De 2012 a 2015 había sido posible que trabajaran con dos o tres coches pero la nueva medida favorece al sector del taxi. Un número más bajo permite la incorporación de más gente a la actividad y la creación de más trabajos".

Límites geográficos

La legislación actual obliga al taxista a desarrollar el 80% de su actividad en la Comunidad Autónoma en la que está registrada la licencia. Esta situación, en palabras de Cabify, es un sinsentido "que causa distorsiones en función de cada comunidad".

En Londres también se han registrado protestas en los últimos días contra la entrada de Uber en el sector. (EFE) © Proporcionado por El Confidencial En Londres también se han registrado protestas en los últimos días contra la entrada de Uber en el sector. (EFE)

García también argumenta que la escasez de licencias ha causado un exceso de oferta de licencias VTC en unas comunidades y escasez en otras. "El que la tiene en Cataluña tiene un mercado enorme mientras que en otras regiones es al revés", zanja el portavoz de Cabify.

Las tarifas

El mayor argumento al escoger un taxi convencional o un trayecto en Uber o Cabify se reduce a la misma pregunta: ¿cuál me sale más barato? "Las licencias concedidas tienen sus preceptos. Yo soy taxista porque tengo que llevar una franja roja, pasar la ITV y tengo unas tarifas que marca la administración. Las licencias VTC no tienen tarifas fijas, pueden cobrar lo que quieran", expone el presidente de la Federación Profesional del Taxi.

Otras fuentes consultadas por 'Teknautas' advierten del supuesto gato encerrado que esconden servicios como Uber y Cabify, cuyo precio fluctúa: no es lo mismo un taxi a las dos de la tarde de un día laborable que un sábado a las cuatro de la madrugada.

La negativa de los taxistas a introducir medidas que flexibilicen los precios ha llegado hasta el extremo de que un juez alemán condenó el pasado mes de enero a la 'app' MyTaxi —creada por taxistas y utilizada por taxistas— porque los descuentos que ofrecía a los usuarios suponían una competencia desleal al resto de miembros del gremio.

Los taxistas exigen a la CNMC que no desregule el sector del transporte. (Reuters) © Reuters Los taxistas exigen a la CNMC que no desregule el sector del transporte. (Reuters)
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon