Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Los dos grandes partidos alemanes sufren caídas históricas

Logotipo de EL PAÍS EL PAÍS 25/09/2017 José Manuel Abad Liñán, David Alameda, Javier Galán

En las elecciones celebradas este domingo en Alemania, el SPD se ha desfondado, en línea con otras fuerzas socialdemócratas europeas, al obtener un 20,5% de los sufragios. Nunca antes la formación de Martin Schulz había saldado su paso por las urnas con un porcentaje de voto tan exiguo. La ligera mejora del partido en las anteriores elecciones de 2013 con respecto a las precedentes de 2009 supuso solo un alivio en una trayectoria descendiente que dura ya casi veinte años. Desde 1998 el partido se ha dejado casi nueve millones de votos por el camino.  

Lejos queda el mejor momento electoral de la formación roja, en 1972, cuando logró un 45,8% de votos para Willy Brandt. Aun así, los socialdemócratas apenas superaron en nueve décimas a los democristianos de los dos partidos de la Unión (CDU y CSU). 

No sale mucho mejor parada la coalición que lidera la canciller Merkel. Con un 33% de los votos, 8,5% menos que en las anteriores elecciones, hay que remontarse a la fundación de la RFA, en 1949, para encontrar un peor resultado. La coalición negra alcanzó en 1957 el pico electoral (50,2% de los sufragios), éxito que renovó en parte en 1976, con Helmut Schmidt, y 1983, con Helmut Kohl.

Angela Merkel (CDU) y el líder del Partido Socialdemócrata (SPD) Martin Schulz después de conocer los resultados electorales.REUTERS/Kai Pfaffenbach. EFE/FILIP SINGER

En contraste con los dos grandes partidos, la mejora proporcional de resultados de un partido alcanzada por la ultraderecha de Alternativa por Alemania (AfD) es casi inédita en la historia de los mayores partidos del país. La formación xenófoba crece un 168% en número de votos en su segunda convocatoria electoral. Tan solo los Verdes, en 1983, vivieron una subida mayor, cuando casi cuadriplicaron su anteriores resultados.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon