Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

'Los 'drones' frivolizan la guerra'

El Mundo El Mundo 15/06/2014 ROSA MENESES

Estamos ante una nueva era militar en la que los robots sustituyen a los soldados. No es ciencia ficción sino una preocupante realidad, en la que los 'drones' (aviones no tripulados) se están convirtiendo en un arma imprescindible no sólo en tareas de vigilancia, sino también ofensiva. Es la advertencia del periodista y escritor Roberto Montoya, que acaba de publicar el libro (Akal).

El libro es una investigación sobre cómo la guerra de 'drones' garantiza la impunidad y es menos impopular para los Gobiernos porque ahorra bajas en sus propias filas. "Ya hay más pilotos de 'drones' que de aviones tradicionales y ya se compran más 'drones' que cazabombarderos», apunta Montoya, ex responsable de Internacional de EL MUNDO.

© Proporcionado por elmundo.es

Documenta en su libro que la Administración Obama ha adoptado los drones como arma estrella. ¿Qué implicaciones tiene esta decisión? Cuando Obama llegó a la Presidencia prometió cambiar la imagen negra de EEUU tras los ocho años de la Administración Bush y su 'guerra contra el terror'. Prometió cerrar Guantánamo, acabar con el programa secreto de secuestros y vuelos de la CIA y una postura diferente frente al mundo musulmán. Parecía el comienzo de una era distinta. Pero tiempo después se empiezan a conocer datos que contradicen totalmente esto. Ahora nos enteramos de que tres días después de que Obama asuma el poder, el 23 de enero de 2009, ya ordena el primer ataque con 'drones' de su era, en Pakistán, donde muere un objetivo, un supuesto cabecilla de Al Qaeda, pero también 15 personas. Cuando Obama recibe el premio Nobel de la Paz, 11 meses después de llegar al poder, ya había ordenado más ataques militares con 'drones' y había provocado más víctimas que en los ocho años de la era Bush. Eso da una idea de que ha asumido el 'dron' como la varita mágica, como arma estrella mucho menos visible para la propia opinión pública interna e internacional que lo que había habido hasta entonces: invasiones con miles de hombres, donde eran visibles los constantes abusos y torturas y los excesos y matanzas cometidas por los mercenarios de las compañías privadas al servicio del Pentágono. Esta poca visibilidad ayuda a los Gobiernos a mantener el secretismo y a ser más impunes. Los 'drones' disfrazan y frivolizan la guerra, la convierten en un videojuego.

¿Qué consecuencias tiene su uso para la población civil? En estos cinco años, Obama ha ordenado más de 390 ataques con cerca de 5.000 muertos. Sólo entre el 1,5 y el 2% de los objetivos que se abatieron eran cabecillas de Al Qaeda o de los talibán. El grueso son milicianos considerados por los militares 'de bajo valor' y más de un millar (un quinto de las muertes) son civiles. Los 'drones' provocan un alto índice de muertes civiles. Cuando se tiene al objetivo en el visor, no se le deja escapar y se va a por todas incluso aunque se crucen civiles. Los propios pilotos admiten que los niveles de error son grandes. Los ojos del 'dron' no tienen mucha definición a veces y es fácil confundir un fusil con la herramienta de un campesino. Y esas muertes de civiles, que han denunciado países como Afganistán y Pakistán, provocan un efecto inverso a lo buscado porque Al Qaeda capitaliza esa situación para ofrecer protección a los civiles.

Este tipo de ejecuciones, ¿violan el Derecho Internacional? Estos asesinatos selectivos son ejecuciones extrajudiciales. No se intenta capturar al objetivo, sino que directamente se le liquida. Se ha alterado el viejo lema del 'far west' de 'Se busca vivo o muerto'; simplemente se le ha eliminado la primera parte y directamente se le ejecuta. Viola el Derecho Penal Internacional, el Derecho Internacional Humanitario y las propias leyes de los países que practican estas ejecuciones extrajudiciales -además de EEUU, Reino Unido e Israel utilizan 'drones' como armas- sin dar oportunidad alguna de defenderse ante un juez al individuo al que se va a liquidar.

¿Qué pasaría si cayeran en manos de grupos como Al Qaeda? El problema es que los 'drones' no están regulados ni siquiera a nivel de su uso civil. En la medida que se controle su tecnología, se pueden adaptar para usos terroristas. Sería un arma poderosísima.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon