Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Los editores prevén acabar 2017 con un aumento de hasta el 4% en ventas

Logotipo de EL PAÍS EL PAÍS 28/09/2017 Paula Corroto
Un hombre hojea un libro en la Feria del Libro de Madrid 2017, en el Parque del Retiro. © Jaime Villanueva Un hombre hojea un libro en la Feria del Libro de Madrid 2017, en el Parque del Retiro.

MÁS INFORMACIÓN

  • La industria del libro se agarra al papel para volver a sonreír
  • Los editores alertan en un informe sobre el estancamiento de la lectura

Ante el último trimestre del año, el más potente en términos de ventas de libros por la campaña de Navidad, los editores ya tienen sus previsiones. Y son positivas: “Acabaremos 2017 con un aumento de entre el 3% y el 4%”, ha afirmado este miércoles Daniel Fernández, presidente de la Federación del Gremio de Editores (FGEE), durante la presentación de la 35 edición de la Feria Internacional del Libro (LIBER). El director ejecutivo de los editores, Antonio María Ávila, ha sido aún más optimista: “Hasta agosto de este año, el incremento acumulado ha sido del 8%”.

La tendencia continúa las cifras de la comercialización alcanzada en 2016. Según el informe presentado por la FGEE el pasado mes de julio, el año pasado el aumento de la facturación fue del 2,7%, con respecto a 2015, hasta llegar a los 2.317,2 millones de euros. “Voy a mantenerme moderadamente optimista, porque además el incremento será generalizado y no solo debido a los libros de texto, como sucedió en 2015”, ha añadido Fernández.

Estos datos se enmarcan dentro de la celebración del LIBER, entre el 4 y el 6 de octubre en Madrid. La feria de compra y venta de derechos de autor, y que es solo para profesionales del sector editorial –“Un año la intentamos abrir al público, pero fue un desastre”, ha afirmado Ávila– también goza en esta ocasión de mejores cifras que en pasadas ediciones. Así, habrá 452 empresas, lo que supone un 33% más que en 2016. “Se han sumado editoriales más pequeñas que han decidido apostar y también han regresado otros editores como los de Galicia, que vuelven a tener fe en la feria”, ha reconocido Ávila. El coste del estand más usual –de 6 metros cuadrados– se sitúa en los 2.000 euros.

Habrá también 152 actividades dedicadas a los derechos de autor, el libro electrónico y los futuros del libro, y también los videojuegos, entre otras novedades, ya que existe el compromiso por parte de los editores “de abrir la feria a otros subsectores de la cultura. Ya lo hicimos con el cine, y creemos que hay que hacerlo también con los videojuegos”, ha sostenido Ávila. De hecho, se volverá a contar con una zona digital donde estarán presentes las principales empresas de tecnología.

El LIBER ha recuperado la figura del país invitado de Honor, que será Argentina, que llega con 29 editoriales, elegidas todas por concurso público, según han destacado desde la Embajada del país latinoamericano. Llegan acompañadas de escritores como Ariana Harwicz, Andrés Neuman, Pablo de Santis y Cecilia Szperling, entre otros, que disertarán sobre la literatura argentina. La presencia de este país es clave para los editores españoles en términos comerciales, puesto que es uno de los principales importadores de libros editados en España.

Desde la feria se entregarán también diversos premios, como el otorgado a Javier Marías, al autor hispanoamericano más destacado; a la librería Lé, de Madrid, como el Librero del año; al diario asturiano La Nueva España, por el fomento de la lectura en los medios de comunicación; a Juan Antonio Bayona por su película Un monstruo viene a verme, como la mejor adaptación audiovisual de un libro; y al Sistema de Bibliotecas Públicas Municipais del Concello de Oleiros, de A Coruña, por el fomento de la lectura en las bibliotecas. El editor Emiliano Martínez, a su vez, recibirá un homenaje por su trayectoria profesional.

Y el año que viene, la feria volverá a celebrarse en la Fira de Barcelona. “Ya está firmada y programada. Existe un magnífico marco de colaboración entre Ifema y la Fira por lo que si todo sigue normal, se celebrará”, ha añadido Fernández.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon