Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Los fiscales progresistas consideran que las reformas “perpetúan errores”

EL PAÍS EL PAÍS 08/06/2014 María Fabra

La Unión Progresista de Fiscales (UPF), asociación de representantes del ministerio público, considera que las reformas que impulsa el Ministerio de Justicia no hacen más que “perpetuar errores conceptuales”. Entre las conclusiones a las que ha llegado el colectivo tras el congreso anual celebrado este fin de semana en Cádiz, los fiscales rechazan los textos de reforma presentados por el gabinete de Alberto Ruiz-Gallardón a los achacan no acometer “el cambio de modelo que la administración de justicia necesita”.

La UPF dedica tres de sus diez conclusiones a analizar las reformas de la Ley Orgánica del Poder Judicial, la propuesta del código procesal penal y la ley del aborto. Sobre las primeras, los fiscales progresistas lamentan la “improvisación” y “falta de voluntad” de los legisladores para adaptar el modelo procesal a las necesidades del siglo XXI. Por ello, la UPF demanda “un proyecto serio y definitivo que verdaderamente aborde los problemas estructurales del proceso penal español”. Los representantes del ministerio público reclaman que se les atribuya la dirección de las investigaciones, tal como ocurre en el resto de Europa, para acabar con “la figura inquisitiva del juez de instrucción”.

Aunque el ministerio de Justicia ha estudiado el cambio de modelo, el hecho es que la ley del Poder Judicial, que es la que está más adelantada, “regresa al sistema de instrucción judicial”, por lo que tendría que modificarse en el momento en el que se aprobara la reforma procesal en la que Gallardón también está trabajando. “El conocimiento de los nuevos proyectos legislativos destinados a regular el papel del fiscal en las futuras reformas procesales no hacen sino perpetuar errores conceptuales sobre la naturaleza de nuestra función y mantener la desconfianza institucional hacia la figura del fiscal como defensor de la legalidad”, indican los miembros de la UPF en sus conclusiones.

“Exigimos un Fiscal General comprometido y beligerante, capaz de oponerse a aquellas decisiones del poder ejecutivo que perjudiquen a la carrera fiscal, de liderar las demandas de los fiscales y de la institución”, señalan también los fiscales progresistas en lo que supone una dura crítica a Eduardo Torres-Dulce.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon