Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Los jugadores de la selección española cobrarán 720.000 euros cada uno si vuelven a ganar el Mundial

La Vanguardia La Vanguardia 05/06/2014 Juan Bautista Martínez

La selección española no sólo es la actual campeona del mundo y doble campeona de Europa. También se trata del equipo que suele fijarse las primas más altas en los Mundiales, y para Brasil no han abdicado ni mucho menos de esta condición, al menos por los datos que se conocen hasta la fecha. En la concentración de la roja en Washington los futbolistas han pactado los premios con la Federación, unas cantidades que se elevarían a los 720.000 eurospor cabeza en el caso de que España repita corona, según avanzó la cadena Cope. Por obtener el título en Sudáfrica 2010 se embolsaron 600.000 euros por jugador. Es decir, que de revalidar el triunfo los futbolistas de Vicente del Bosque ingresarían un 20% más de dinero que hace cuatro años. De igual forma que pasó en Sudáfrica, un éxito mundialista se paga más alto que dos títulos en la Eurocopa.

Comparativamente con otras potencias del fútbol, los jugadores de la selección española pueden estar muy satisfechos con este acuerdo. Porque los futbolistas brasileños se llevarían 1 millón de reales (unos 330.000 euros) por barba si logran el sexto título para su país, idéntica cantidad que ganarían los franceses por reeditar el triunfo cosechado en 1998. Los alemanes, que no conquistan el Mundial desde 1990, han firmado con su federación un pacto de 300.000 euros por jugador por volver a la senda del éxito. En cuanto a Francia y Alemania se trata de subidas moderadas con respecto al 2010, año para el que fijaron una entente de 300.000 y 250.000 euros respectivamente.

Si la selección española se clasificara para la final y la disputara contra Brasil, Alemania o Francia, sus futbolistas saldrían del envite con más dinero en primas que sus contrincantes, aunque cayeran en el partido decisivo. Y es que por ser finalistas los integrantes de la roja cobrarían 360.000 euros, tres veces más de lo que habrían percibido si Holanda les hubiera derrotado en el partido de Johannesburgo. Las semifinales se cotizarán a 180.000, los cuartos de final (antiguo techo histórico de la selección) a 120.000 y quedarse en octavos supondrían para los futbolistas ganar 60.000 euros, mientras que en el 2010 caer en esta ronda no tenía premio. Por su parte, los jugadores alemanes cobrarían 150.000 si alcanzan la final, 100.000 por las semifinales y 50.000 por los cuartos de final.

Es verdad que todas las cantidades que se barajan para el Mundial 2014 van al alza con respecto a la edición sudafricana. Así, la FIFA repartirá 419 millones en premios entre las 32 selecciones, por los 253 del 2010. La selección campeona ingresa un poco más de 25 millones, por los 21,8 de hace cuatro años, la subcampeona se lleva 18 millones y la tercera clasificada 16. Todas las federaciones, únicamente por participar, reciben un fijo de 6 millones.

Del dinero pagado por la FIFA saldrían las primas abonadas por la Federación Española. Una simple multiplicación de 720.000 euros por los 23 futbolistas convocados da una cifra superior a los 16,5 millones.

La Federación confía además en el botín extra que supondría para ella en cuanto a publicidad y patrocinios un nuevo título mundial. Tras el gol de Iniesta que supuso la victoria en el Soccer City, Adidas, la firma que viste a la selección española, pagó un bonus de 10 millones al organismo presidido por Ángel María Villar.

Otro aspecto es el de la tributación de las primas, un punto controvertido que generó polémicas en el pasado, cuando los futbolistas quisieron pagar los impuestos derivados de sus premios fuera de España. En el caso de la cita brasileña la presión impositiva no sería en el extranjero porque existe un tratado de doble tributación. Ya fue así tras la Eurocopa del 2012. El porcentaje retenido entonces varió entre el 53% y el 56%, por lo que los jugadores pagaron entre 153.000 y 168.000 de los 300.000 euros de premio.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de La Vanguardia

image beaconimage beaconimage beacon