Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Los mecenas yanquis de Dalí

El Mundo El Mundo 30/05/2014 LETICIA BLANCO

Se conocieron en un concierto en Cleveland. Eleanor era hija de un adinerado hombre de negocios con inquietudes artísticas. Había estudiado música en la Accademia Chigiana de Siena, Italia. A Albert Reynolds Morse, recién graduado en Harvard, la empresa de plásticos de inyección en la que trabajaba le había enviado a abrir una nueva sucursal en la capital de Ohio. En una entrevista a la revista Times, Eleanor contó que nada más conocer al que sería su marido, éste le dijo: «¿quieres subir a ver mis dibujos al carboncillo?».

A Dalí lo descubrieron en una exposición procedente del Metropolitan Museum of Art de Nueva York que hizo parada en Cleveland. Todavía no eran marido y mujer cuando Eleanor y Albert vieron por primera vez su obra, en 1941, mientras Europa se encontraba inmersa en el horror de la Segunda Guerra Mundial a docenas de miles de kilómetros. El flechazo, también esta vez, fue instantáneo. Un año después y ya recién casados decidieron adquirir, como autorregalo de boda, un cuadro del pintor ampurdanés titulado Daddy longlegs of the evening- Hope! por 1.250 dólares.

Aquella fue la primera de una larga lista de aquisiciones que convertiría al matrimonio Morse en consumados coleccionistas del artista catalán y, bien pronto, en amigos personales de Dalí. Tan lejos fue su pasión por el genio surrealista que los Morse fundaron en 1982, con la ayuda del estado de Florida (que aportó dos millones de dólares para el edificio), el Salvador Dalí Museum en St. Petersburg.

El museo, el que más obras de Dalí contiene en todo el mundo después de la Fundació Gala-Salvador Dalí de Figueres, recibirá el próximo lunes uno de los Premis Nacionals de Cultura con el que el Consell Nacional de la Cultura i les Arts reconoce la trayectoria de personalidades e instituciones (el festival Sónar y el investigador contra el cáncer Joan Massagué son otros de los premiados este año). Recogerá el premio Pascual Pesudo, uno de los patrones vitalicios de la Fundación y amigo personal de Dalí y de los Morse, que llegaron a atesorar cerca de 100 óleos y más de un millar de dibujos, acuarelas y objetos del genio ampurdanés. Primero en un museo instalado en un ala de su mansión, en Cleveland (a la inauguración, en 1971, acudió el propio Dalí) y más tarde, en 1982, en Florida.

«A Dalí le encantaba la idea de que sus trabajos estuvieran abiertos al gran público y que el museo se encontrara en primera línea costera. A Gala también le gustó mucho la idea, sobre todo porque había nacido en San Petersburgo, Rusia», explica via email Joan Kropf, comisario jefe del museo.

El edificio que actualmente acoge el museo fue inaugurado en 2011 por la infanta Cristina y su marido, Iñaki Urdangarin. St. Petersburg es una idílica localidad situada en la Bahía de Tampa, a una hora de vuelo de Miami. Los jubilados y especialmente los militares retirados (en Tampa está ubicado el mando central del ejército; las guerras de Afganistán e Irak se libran, en la distancia, desde allí) son mayoría en una ciudad wasp, tranquila y con sol casi todo el año en la que falleció Eleanor en 2010, a los 97 años. Albert murió antes, en el año 2000, a los 85 años en Seminole, Florida.

«Los Morse empezaron a visitar a Dalí en España a principios de la década de los 50», cuenta Kropf. «Allí hacían excursiones a los lugares que habían influido a Dalí y pasaban tiempo con Gala y toda la familia. También solían viajar a Nueva York cuando Dalí tenía alguna inauguración. Luego se iban al St Regis a cenar. Permanecieron en contacto hasta la muerte de Dalí», añade.

El museo y la Fundació de Figueres están trabajando en la próxima exposición Picasso-Dalí, Dalí-Picasso, que se podrá ver en el museo temático del pintor de Figueras del 8 de noviembre de este año al 16 de febrero de 2015, para viajar a Barcelona luego -del 19 de marzo al 28 de junio del año próximo.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon