Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Los miedos de Benítez ahogan a Cristiano

La Vanguardia La Vanguardia 05/10/2015 Roberto Rodríguez
Cristiano Ronaldo se lamenta durante el partido ante el Atlético de Madrid. © La Vanguardia Cristiano Ronaldo se lamenta durante el partido ante el Atlético de Madrid.

“Ya no te vas de nadie. Tienes que desbordar más”. Esas fueron las palabras que Florentino Pérez le soltó al Cristiano Ronaldo la primavera pasada. El presidente blanco observaba como su principal estrella había dejado de rendir como de él se esperaba, más allá de que su cifra de goles siguiera siendo fabulosa. ¿Temía el presidente blanco, quizás, que su jugador más valioso estuviese cerca de su ocaso?

Tres meses después, las críticas ya no son ni en la intimidad ni del presidente; son los propios aficionados y la prensa los que se han dado cuenta de que algo pasa con Cristiano. Acostumbrado a comenzar las temporadas en un gran estado de forma y anotando muchos goles, en ésta, sin embargo, parece una sombra de sí mismo. La prueba más evidente fue el partido ante el Atlético de Madrid, en el que no generó peligro ni fue capaz de crear acciones positivas para su equipo.

El portugués siempre se ha defendido de las críticas con goles. Pero en esta ocasión eso no parece que pueda salvarle. Pese a llevar cinco tantos en la Liga, todos ellos fueron en solo partido, ante el Espanyol. En los otros seis se fue de vacío, algo que jamás le había sucedido en un inicio de temporada desde que llegó al Real Madrid.

Pero más allá de los goles, el portugués ya no es trascendente en el juego de su equipo. La llegada de Rafa Benítez lo ha alejado de la banda y lo ha situado como delantero centro. La intención del técnico era liberar ese espacio para que Bale pudiese jugar en una posición más natural para él. El resultado no ha beneficiado a Cristiano Ronaldo, que apenas logra entrar en juego y se limita a ser un mero rematador.

Los cambios que ha llevado al Bernabeu Benítez no han mejorado el juego blanco en el aspecto ofensivo. El técnico ha convertido al Madrid en un equipo muy conservador, cuya premisa principal es defender antes que atacar, algo que rompe con la historia del club. El de Parla ha logrado que los suyos sólo hayan encajado dos tantos en lo que va de temporada, pero a costa de que la producción ofensiva se ha visto mermada.

Salvador Keylor Navas por partida doble Las mejores imágenes del Atlético de Madrid-Real Madrid

La falta de ambición de su equipo en el Calderón, que le llevó a dar por bueno un punto cuando tuvo la victoria en la mano durante muchos minutos, ha sentado mal entre prensa y aficionados. Las críticas han comenzado. El juego de los blancos no maravilla, pero lo que más parece preocupar es la racanería del técnico. La apuesta por Casemiro en lugar de Bale y los constantes cambios defensivos no han gustado en la capital. Más si en cada partido el mejor jugador del equipo tiene que ser Keylor Navas.

A ello se suma el enfado de Karim Benzema. El francés, pichichi de la competición con seis goles, ha sido sustituido en cinco ocasiones en lo que va de temporada. Su rendimiento va en aumento y su participación es cada día más importante, pero el técnico sigue prefiriendo que Cristiano se mantenga en el campo en los instantes decisivos. En el Calderón se vio la primera mala cara del francés cuando Benítez lo retiró del campo. El Madrid no volvió a generar ni una sola ocasión.

MÁS EN MSN

-El recado de Benzema a Rafa Benítez

-"Cristiano ya no es capaz de crear y terminar una jugada"

-Rafa Benítez, señalado

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de La Vanguardia

image beaconimage beaconimage beacon