Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Los prorrusos acusan a las fuerzas ucranianas de ejecutar a los heridos

El Mundo El Mundo 04/06/2014 EFE

Los rebeldes prorrusos denunciaron el fusilamiento por la Guardia Nacional de Ucrania de los milicianos heridos ingresados en el hospital de Krasni Limán, localidad próxima a Slaviansk retomada esta madrugada por las fuerzas ucranianas tras encarnizados combates urbanos.

"Hemos dejado Krasni Limán y el hospital de esa localidad, en el que se encontraban los heridos. La Guardia Nacional fusiló a todos los heridos sin dejar a uno sólo con vida", denunció el primer ministro de la llamada república popular de .

El presidente interino de Ucrania, Alexandr Turchínov, ha encargado al Consejo de Seguridad y Defensa del país, estudiar la declaración inmediata de la ley marcial en las regiones de Donetsk y Lugansk, escenario de una cruenta operación contra los insurgentes prorrusos.

En una orden publicada anoche en la web de Presidencia ucraniana, Turchínov encarga al secretario general del Consejo de Seguridad, Andréi Parubi, estudiar con los ministerios de Defensa e Interior, los servicios secretos y los guardafronteras "la urgente necesidad de declarar la ley marcial en las regiones de Donetsk y Lugansk".

Violencia

Los encarnizados combates de los últimos días entre las fuerzas gubernamentales y los milicianos prorrusos, con decenas de soldados ucranianos muertos y heridos, además de víctimas mortales entre la población civil, podrían precipitar una decisión a la que Kiev se resistía hasta ahora.

Los enfrentamientos armados son más intensos que nunca desde hace tres días y han llegado ya a las zonas residenciales de muchas ciudades situadas en el sureste rebelde del país, incluida la capital de la región de Lugansk.

Tras casi dos meses desde el comienzo de las operaciones militares, las fuerzas gubernamentales no han logrado vencer la resistencia de los rebeldes y los muertos ascienden ya a 181, sin contar las bajas de las últimas dos jornadas.

La operación antiterrorista para recuperar el control de las regiones de Donetsk y Lugansk, liberar los edificios ocupados y desarmar a los insurgentes fue lanzada por el Gobierno de Kiev a mediados del pasado mes de abril, poco después de que los rebeldes se hicieran fuertes en la ciudad de Slaviansk.

Tras mostrar indecisión durante los primeros días de la operación, las autoridades ucranianas pasaron a la acción el pasado 2 de mayo, cuando empezó una amplia ofensiva del Ejército y la Guardia Nacional de Ucrania contra los bastiones de los insurgentes.

Los combates no han cesado desde entonces con la excepción de la jornada en la que se celebraron las elecciones presidenciales ucranianas, a cuya conclusión, hace ocho días, los enfrentamientos se han vuelto más virulentos.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon