Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Los salarios de la hostelería subirán en Baleares el 17% en cuatro años

Logotipo de EL PAÍS EL PAÍS 29/09/2017 Manuel V. Gómez
Qué mirar próximamente
SIGUIENTE
SIGUIENTE
Un camarero atiende una terraza en Palma este jueves © Tolo Ramón Un camarero atiende una terraza en Palma este jueves

In english

  • Wages of Balearic Islands hospitality workers to rise 17% in next four years

El debate sobre si deben subir los salarios y cuánto —y se suman así a la recuperación económica— se animó este jueves desde Baleares. Y se hizo desde la práctica, no desde la teoría. Los sindicatos y los empresarios en el archipiélago mediterráneo, más la Consejería de Empleo, firmaron el Acuerdo por el empleo de calidad en la hostelería.

MÁS INFORMACIÓN

  • El Consejo de Turismo valenciano rechaza por mayoría la imposición de una tasa
  • El Banco de España alerta del riesgo de que el empleo toque techo en hostelería y construcción
  • País de camareros
  • “La vocación no se busca invirtiendo miles de euros en un máster”

El punto estrella recoge un acuerdo por el que los sueldos subirán un 5% en 2018, un 5% en 2019, un 3,5% en 2020 y un 3,5% en 2021. En suma: un 17% en cuatro años, ya que la base para calcular el incremente siempre será el acuerdo el salario de este año, que en el Govern balear estiman en unos 1.350 euros.

El pacto, en realidad una prórroga del convenio de 2014, también avanza en un punto ya acordado hace tres años: los obstáculos a la externalización de actividades en el sector. Entonces se obligaba a la empresa que subcontrataba asegurarse de que los salarios eran los mismos que los del convenio sectorial. Ahora se añade también el tiempo de trabajo y la jornada. Esta obligación desincentiva la contratación de compañías multiservicios ya que cierra la puerta a la aplicación de convenios de empresa que reduzcan los costes laborales y el precio de la mano de obra.

La prórroga firmada este jueves muestra con claridad el gran momento que vive el sector hostelero al calor del auge del turismo. Entre 2014 y 2017, el incremento salarial ha sido cada año del 1,125%. El año que viene y el próximo esta cantidad se multiplicará por cuatro para cocineros, pinches, camareros, camareros de pisos o recepcionistas, entre otros oficios.

Partiendo de este punto, puede interpretarse que este cambio es una traducción práctica de los mensajes que lanza el Ministerio de Economía y organismos como el Banco de España o, incluso, CEOE, que piden que la negociación colectiva tenga en cuenta la situación de cada sector, los beneficios empresariales, la creación de empleo y la productividad.

“Veníamos diciendo que las cifras del PIB eran buenas en los últimos ejercicios, y en el sector de la hostelería comienza esa redistribución de la riqueza”, apuntó el consejero de Empleo balear, Iago Neguruela, en la presentación del acuerdo, que también suscribe el Gobierno que integra.

Para la patronal balear, el pacto no ha sido sencillo, según reconoció la presidenta de la Federación Empresarial Hotelera de Mallorca, Inmaculada Benito. De hecho, la federación de Menorca y de Ibiza no han firmado, aunque Benito explicó que es probable que la primera lo suscriba pronto. Este mismo jueves la organización se reunió en asamblea para aprobar el texto, y acuerdo no fue unánime, aunque sí mayoritario. Benito destacó el esfuerzo de los empresarios al aceptar este incremento de sueldos.

Ese “esfuerzo” mereció el agradecimiento de José García, de UGT, que subrayó que “sirve a todos para tener despejado el horizonte; a unos para hacer negocios y a otros para trabajar”. Del aumento de sueldos, este sindicalista dijo que es “los que se merecen los trabajadores del sector de la hostelería”.

Por su parte, Silvia Montejano, de CC OO, puso el foco en los límites a la externalización: “Hemos podido avanzar en las jornadas de trabajo y los descansos, de modo que no haya diferencias entre los trabajadores que están contratados por la empresa y los que vienen de una subcontrata”.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon