Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Los sobornos de Odebrecht en Perú, al descubierto

Logotipo de EL PAÍS EL PAÍS 02/10/2017 José María Irujo, Joaquín Gil
Sede de la constructora Odebrecht en Lima (Perú) en febrero de 2016. © Reuters / Janine Costa Sede de la constructora Odebrecht en Lima (Perú) en febrero de 2016.

Odebrecht, el gigante brasileño de la construcción que ha protagonizado el mayor escándalo de sobornos de América, pagó 15 millones de dólares (12,7 de euros) en comisiones a empresarios y altos funcionarios peruanos a través de ocho cuentas en la Banca Privada d’Andorra (BPA). La revelación forma parte de un informe confidencial de la Policía del Principado al que ha tenido acceso EL PAÍS. Se trata de un documento fechado el pasado ocho de mayo, que rastrea las transacciones de la firma brasileña en este banco de Andorra entre 2008 y 2015, y que fue encargado por la juez instructora del caso BPA, Canòlic Mingorance.

ampliar fotoInforme de la Policía de Andorra sobre los presuntos sobornos de Odebrecht a altos funcionarios de Perú.EL PAÍS

El texto, de 12 páginas, desgrana la ruta del dinero que diseñó la mayor contratista de Latinoamérica para agasajar a trabajadores públicos vinculados a la concesión de obras en Perú. La constructora pagó a estos funcionarios a través de cuentas en la BPA abiertas a nombre de sociedades panameñas. Y, después, ideó un sistema que permitió a los sobornados recuperar el dinero mediante una telaraña de testaferros y bancos en EE. UU., China, Alemania, Bahamas o Suiza.

“En todos los casos, las estructuras de las cuentas tienen en común que están destinadas a ocultar el verdadero beneficiario. El motivo del uso de testaferros y sociedades offshore es evidente: evitar conocer quién paga y quién recibe”, señala el informe de las autoridades de Andorra, donde hasta el pasado enero regía el secreto bancario.

Lo que sigue es el detalle de los presuntos sobornos que Odebrecht pagó a través de Andorra a cargos públicos, empresarios y altos funcionarios de Perú.

Ammarin Investment

Tras esta sociedad, se encuentra una cuenta en la BPA controlada por el exvicepresidente de la compañía estatal Petróleos del Perú Miguel Atala Herrera. Odebrecht ingresó a este exdirectivo nombrado durante el mandato del expresidente Alan García (2006-2011) un total de 1,3 millones de dólares (1,1 de euros). La cifra supone más de un tercio de lo conocido hasta el momento.

ampliar fotoInforme de la Policía de Andorra sobre los presuntos sobornos de Odebrecht a altos funcionarios de Perú.EL PAÍS

La petrolera firmó cinco meses después de la salida de la empresa de Atala Herrera un acuerdo con la filial de Odebrecht Braskem para estudiar la ejecución de una planta petroquímica de 3.000 millones de dólares (2.538 de euros).

Relton Holding SA

El beneficiario de la cuenta asociada a esta empresa es –según la policía- Gabriel Prado Ramos, exdirector de Seguridad Ciudadana de Lima y exresponsable de la empresa municipal de peajes Emape durante el mandato de la exalcaldesa Susana Villarán (2011-2014).

Prado Ramos se presentó ante la BPA como un “consultor de empresas e inversor con intención de ingresar inicialmente un millón de dólares”. La firma de Odebrecht Aeon Group gestionó la apertura de su depósito en agosto de 2013. Su cuenta solo recibió 3.048 euros en enero de 2015. Un dato que sorprende a los investigadores. “Por motivos desconocidos, la cuenta no llegó a materializar ningún ingreso importante”, precisa el informe.

ampliar fotoInforme de la Policía de Andorra sobre los presuntos sobornos de Odebrecht a altos funcionarios de Perú.EL PAÍS

La policía andorrana explica así el interés de la constructora por agasajar a este funcionario: “Prado Ramos tuvo un importante nexo con la adjudicación de obra pública debido a su labor como responsable principal de Emape, la empresa de Lima encargada de las obras en las vías de tráfico y accesos a la capital”.

Maxcrane Finance SA

El abogado y exdiputado del Congreso por el Partido Popular Cristiano (PPC) Jorge Horacio Canepa Torre está detrás de una cuenta en la BPA abierta a nombre de esta sociedad en enero de 2013. Odebrecht transfirió a este letrado un total de 1,4 millones de dólares (1,2 de euros). La cifra supone más del triple de la cantidad conocida hasta el momento.

Canepa Torre se identificó ante la BPA con un pasaporte italiano (tiene doble nacionalidad). Justificó la apertura de su cuenta para cobrar supuestos trabajos de consultoría y explicó que “tenía un contrato de asesoramiento con Aeon Group [firma de Odebrecht]”. Después, añadió que planeaba ingresar en la entidad un millón de dólares.

ampliar fotoInforme de la Policía de Andorra sobre los presuntos sobornos de Odebrecht a altos funcionarios de Perú.EL PAÍS

El letrado sacó de su cuenta de la BPA un total de 332.000 dólares (280.950 euros) a través de seis transferencias a bancos extranjeros entre 2014 y 2015. Los fondos de Canepa Torre viajaron desde el Principado a depósitos en Nueva York y Hong Kong de Bank of America y HSBC.

“Los pagos recibidos por el señor Canepa de Odebrecht estarían dirigidos a adquirir influencia política”, señala la Policía de Andorra.

La conexión de Canepa Torre con Odebrecht se remonta a su etapa como árbitro de la Cámara de Comercio de Lima (CCL). Entonces, este abogado emitió entre 2009 y 2015 un total de 16 decisiones favorables a la contratista en litigios contra el Estado peruano. Los contenciosos permitieron al gigante brasileño de la construcción ganar más de 254 millones de dólares (215 de euros) entre 2001 y 2016, según el portal de periodismo de investigación Idl-reporteros.

Randalee Investments SA

Es la sociedad conectada a una cuenta en la BPA a nombre de Rómulo Jorge Peñaranda Castañeda, presidente de la consultora Alpha Consult, “una de las mayores adjudicatarias” de Perú, según la Policía.

El depósito en la BPA se abrió en mayo de 2010 y, junto al patriarca de la empresa, figura como beneficiario su hijo Jorge Rómulo Peñaranda Málaga. A través de dos sociedades, Odebrecht ingresó en la cuenta de esta familia 2,6 millones de dólares (2,2 de euros).

ampliar fotoInforme de la Policía de Andorra sobre los presuntos sobornos de Odebrecht a altos funcionarios de Perú.EL PAÍS

El presidente de Alpha Consult justificó ante la BPA el depósito como un instrumento para facturar a Odebrecht servicios de consultoría. Las pesquisas, sin embargo, enmarcan la cuenta de los Peñaranda en una mecánica propia del cobro de sobornos. “Alpha Consult es una de las mayores adjudicatarias de licitaciones por asesoramiento de obra pública y, por tanto, un gran factor de influencia sobre el poder político para conseguir la construcción y rehabilitación de infraestructuras”.

Como el resto de los presuntamente agasajados por Odebrecht, los Peñaranda sacaron pronto el dinero de la BPA. Se sirvieron para ello de una madeja de sociedades y bancos. Así, enviaron 2,4 millones de dólares (2 millones de euros) desde el Principado a entidades de EE. UU., Bahamas y Alemania. Además del patriarca, el dinero de Andorra llegó a una de las hijas (21.550 dólares, 18.233 euros) y un yerno (48.450 dólares, es decir  40.994 euros) del presidente de Alpha Consult. Los movimientos revelan que el clan transfirió 53.407 dólares (45.188 euros) a una compañía de agua mineral de Islandia a través de un banco en este país.

investigación@elpais.es

Mordidas en la carretera Interoceánica

Juan Carlos Zevallos Ugarte, exdirector del Ositram, un organismo público peruano dedicado a coordinar infraestructuras de transporte, figura como titular de una cuenta en la BPA abierta en octubre de 2008. Zevallos Ugarte, que gestionó en Perú la carretera Interoceánica –una obra ejecutada por Odebrecht de más de 1.400 millones de dólares (1.184 de euros)- recibió en su depósito del Principado 780.000 dólares (660.000 euros) de dos firmas vinculadas a la constructora brasileña.

Pese a los intentos de Zevallos Ugarte de presentarse como un empresario más ante la BPA, la entidad andorrana advirtió inmediatamente el carácter público de su cliente. “Ocupó varios cargos en la República de Perú: asesor del Ministerio de Pesca (2002), viceministro de Interior (2005), viceministro de agricultura (2006),…”, señala un expediente interno de este banco de Andorra.

El informe de la Policía del Principado señala además que Zevallos Ugarte fue contratado por la firma Rodwick para identificar y adquirir propiedades en España. Y añade que el exdirector del Ositram participó en una “operación de compensación” con otro cliente de la BPA. “Este cliente, al que no identifican, sería el director de Grupo Z inmobiliaria de Perú, que ocupó cargos políticos en este país. Se indica que el cliente es una persona respetable en Perú”, recoge el informe.

La Policía de Andorra resume así el interés de Odebrecht por premiar a Zevallos Ugarte: “Los ingresos que ha recibido de Klienfeld y Julson estarían vinculados con sobornos y malversación de dinero público sobre la licitación de obra pública en infraestructuras de la República de Perú, concretamente sobre la carretera Interoceánica Sur”, señalan los investigadores, que también abren la puerta a que el excargo público cobrara comisiones por la línea del metro de Lima.

Odebrecht se sirvió de la BPA y del Meinl Bank de Antigua y Barbuda para abonar sobornos a altos funcionarios, presidentes y primeros ministros de una docena de países de Latinoamérica a cambio de adjudicaciones de obra. Las autoridades financieras de EE. UU. precipitaron en marzo de 2015 la intervención de la entidad andorrana. Denunciaron que bandas criminales recurrieron a sus depósitos para blanquear capitales aprovechando la opacidad del Principado.

El gigante brasileño de la construcción admitió ante la justicia de Estados Unidos que abonó sobornos a altos funcionarios y cargos públicos de Perú para adjudicarse infraestructuras. Sus prácticas corruptas se extendieron a los Gobiernos de Alejandro Toledo (2001-2006), Alan García (2006-2011) y Ollanta Humala (2011- 2016).

Humala se convirtió el pasado julio en el primer político en ingresar en prisión por su supuesta implicación en el escándalo. Junto a su esposa, Nadine Heredia, el expresidente peruano se enfrenta a la acusación de blanqueo.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon