Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Los tesoros de San Adrián

EL PAÍS EL PAÍS 03/06/2014 El País

La Sociedad de Ciencias Aranzadi ha presentado hoy una de las vasijas de la Edad de Bronce, hace unos 3.500 años, reconstruida a partir de los 1.500 restos de cerámica encontrados en el túnel de San Adrián, un yacimiento que llena el vacío sobre esa época en el País Vasco septentrional, informa Efe. La representante del departamento de arqueología de Aranzadi, Miriam Cubas, ha explicado que los seis años de investigaciones que se llevan a cabo con el apoyo de la Diputación de Gipuzkoa han revelado la importancia del depósito de San Adrián, "no solo por la cantidad de fragmentos cerámicos descubiertos" sino porque es el único de la Edad de Bronce ubicado en el norte de Euskadi.

Las excavaciones continuarán el próximo mes de julio en el nivel de la Edad de Bronce y se profundizará el trabajo de prospección del del Paleolítico Superior (hace 14.000 años), descubierto recientemente y que supuso la "gran sorpresa" del yacimiento, ha indicado Cubas. Además de los trozos cerámicos, entre los que no se ha encontrado ninguna vasija completa, se han hallado también restos de fauna -principalmente animales domésticos como vacas y ovejas-, huesos humanos y restos vegetales.

La funcionalidad de estos objetos está sujeta a las "conjeturas" ha explicado Cubas, ya que todavía falta un análisis que corrobore el uso de los recipientes que en todo caso "no presenta muchas marcas de fuego por lo que parece que podrían dedicarse al almacenaje líquido o sólido". Este podría ser de hecho el cometido de una de las tres vasijas que se ha reconstruido parcialmente con los restos de San Adrián y cuyo tamaño es difícil de calcular porque falta la base pero que en todo caso apunta a que "era grande" y podría ser destinado al almacenaje de cereales o leche. El resto de las reconstrucciones corresponden a una orza y cuencos pequeños.

Los hallazgos pueden impulsar el conocimiento de las formas de vida de las comunidades que habitaron la cueva de San Adrián en la Edad de Bronce constituidas por grupos "sedentarios" dedicados al pastoreo y la agricultura. La situación estratégica de la cueva y el tamaño de la cavidad explican, ha agregado Cubas, la importancia del yacimiento ya que permite "zonas de refugio y resguardo más fáciles" que han hecho que ha sido habitada de forma continuada en el tiempo. A este respecto, ha indicado que la existencia de restos de edades más tempranas, como medievales, han permitido la conservación de los prehistóricos ya que los depósitos quedaron sellados.

Los materiales hallados en la cueva, que serán sometidos a un estudio en profundidad, serán guardados en el depósito para las colecciones de Gipuzkoa ubicado en Irun, donde el próximo Cubas ofrecerá una conferencia explicativa sobre las cerámicas encontradas.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon