Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Los vídeos de las cargas policiales en los colegios electorales de Catalunya

Logotipo de La Vanguardia La Vanguardia 01/10/2017
Los antidisturbios de la Policía Nacional intentan acceder al la Escola Ramon Llull de Barcelona © Image LaVanguardia.com Los antidisturbios de la Policía Nacional intentan acceder al la Escola Ramon Llull de Barcelona

La Policía Nacional y la Guardia Civil han intervenido esta mañana en muchos de los 2.300 centros habilitados para el referéndum del 1-O, suspendido por el Tribunal Constitucional. Sobre las 8.30 horas de este domingo, agentes del cuerpo policial han iniciado el operativo para tratar de evitar el referéndum.

Los agentes se han personado en varios centros habilitados para la votación, en los que hay concentradas centenares de personas desde primera hora de la mañana. Las cargas policiales han dejado momentos de tensión e incluso una cifra indeterminada de heridos.

En el colegio Ramon Llull de Barcelona se ha presentado una veintena de policías nacionales antidisturbios, en donde han intentado entrar hasta el momento sin éxito. Uno de los agentes ha anunciado a los concentrados que se disponían a retirar las urnas y cerrar el colegio, pero los asistentes se lo han impedido.

La reacción de las personas concentradas ante las puertas del colegio ha sido levantar las manos. Actualmente, la calle Consell de Cent se encuentra cortada al público, y los decenas de concentrados tratan de impedir el acceso de los agentes, que han empujado a los manifestantes que se acercan al cordón policial. Media docena de furgones se encuentran aparcados en las inmediaciones del centro, ubicado en la avenida Diagonal de la capital catalana, cerca de la plaza de la Monumental. Los antidisturbios de la Policía Nacional han disparado pelotas de goma al quedar bloqueados cuando intentaban abandonar los alrededores del colegio, después de que algunas personas les arrojaran objetos, como paraguas o vallas.

Agentes de la Policía Nacional también se han personado en el instituto Balmes, en la capital catalana. Entre las calles Sardenya y Diputació, la Policía Nacional ha intentado despejar a los concentrados disparando pelotas de goma.

El pabellón de Sant Julià de Ramis, en Girona, donde tenía previsto votar el president de la Generalitat Carles Puigdemont también ha sido intervenido. Decenas de guardias civiles antidisturbios han retirado con un cordón y a base de empujones a unas 200 personas que trataban de proteger el colegio electoral. Un grupo de bomberos ha hecho un cordón para proteger a los concentrados ante el colegio de los guardias civiles.

Bomberos hacen un cordón de seguridad para proteger a los concentrados ante el colegio electoral en Sant Julià de Ramis © Proporcionado por La Vanguardia Ediciones, S.L. Bomberos hacen un cordón de seguridad para proteger a los concentrados ante el colegio electoral en Sant Julià de Ramis Bomberos hacen un cordón de seguridad para proteger a los concentrados ante el colegio electoral en Sant Julià de Ramis(Lluis Gene / AFP)

Durante la actuación de la Guardia Civil ha habido golpes, discusiones, han arrastrado a los manifestantes que permanecían sentados y se han visto escenas de gente llorando por la impotencia de no poder proteger el colegio electoral, pero no escenas de violencia. Puigdemont ha votado en otro centro electoral en Cornellà de Terri (Pla de l’Estany) y ha acudido al pabellón de Sant Julià de Ramis a las 11.15 horas para dirigirse a los medios de comunicación.

La Policía Nacional también ha requisado urnas en el Departament d’Ensenyament de Barcelona. Más de 20 furgonetas de antidisturbios de la Policía Nacional han llegado al centro, y las centenares de personas concentradas --entre ellas algunos directivos-- se han sentado frente a la puerta para impedir la entrada de los agentes.

En el momento de la intervención, se encontraba en el lugar la consellera Clara Ponsatí, quien ha tratado de impedir la entrada de agentes a la sede del departamento, pasadas las 9.40 horas de este domingo. Los antidisturbios han comenzado a desalojar a los concentrados por la fuerza y han logrado entrar a la conselleria, donde han requisado las urnas y el material electoral. Una hora después del desalojo los responsables de la votación han vuelto a constituir dos mesas electorales con las urnas oficiales.

Efectivos antidisturbios de la Policía Nacional han cargado contra un grupo de ciudadanos concentrados ante la Escola Mediterrània del barrio barcelonés de la Barceloneta. La actuación policial ha tenido lugar en un momento en el que decenas de personas estaban agrupadas ante las puertas del centro y se han visto escenas de agentes utilizando sus porras y dispersando a los concentrados a golpes y empujones. La carga ha provocado varios heridos, según fuentes que han presenciado la actuación policial. Los agentes se han llevado las urnas.

Al menos quince doraciones de Policía Nacional han acudido al CEIP Àgora del distrito barcelonés de Nou Barris. Los concentrados les han recibido con silbidos y gritos de “fuera”. Los agentes han tumbado la entrada de acceso y han irrumpido a la fuerza en el centro electoral. Han retirado las urnas.

En la escuela Aguamarina del barrio de Verdún, Barcelona, más de una decena de furgonetas policiales han acudido al colegio y, después de que agentes a pie lo rodearan buscando accesos, sobre las 10.15 horas han roto una puerta de la valla lateral que rodea el patio, a golpe de maza, y han entrado por este acceso y el principal, entre gritos de más de un centenar de vecinos. Se han vivido momentos de tensión entre policías y vecinos, y al menos una persona que se encontraba en la escalera ha resultado herida.

La Policía Nacional ha entrado en el colegio Nostra Llar de Sabadell (Barcelona), donde tenía previsto votar la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, y ha requisado las urnas y las papeletas del referéndum. Tras algunos momentos de tensión, en los que se ha producido algún forcejeo con los manifestantes, los policías han logrado acceder al colegio tras romper los cristales de la puerta de acceso.

En Girona una de las cargas policiales más fuertes ha tenido lugar en la Escola Verda. Allí más de una decena de antidisturbios han irrumpido a la fuerza en el centro electoral para requisar las urnas. Se han vivido momentos de tensión en los que votantes han sido golpeados por los agentes. Incluso se han podido escuchar salvas a modo de aviso para despejar a los concentrados, aunque sin éxito.

En Tarragona, el mayor punto de votación de la ciudad, el Institut Antoni de Martí i Franquès, ha abierto este domingo sus puertas pasadas las 9.00 horas para que los ciudadanos pudieran votar en el referéndum bajo la vigilancia de la Policía Nacional. Cuatro furgones policiales vigilan desde una explanada adyacente el patio del centro, en el que se encuentran más de 300 personas que esperan para participar en la votación. Sobre las 10 horas, no ha habido ningún tipo de actuación policial ni aviso, y la gente ha podido depositar su voto sin incidencias, salvo algún impedimento por la conexión a Internet.

En Lleida la carga de la Policía Nacional para impedir el referéndum en el CAP de Cappont ha ocasionado varios heridos. Dos de ellos han necesitado ser atendidos por ambulancias, según han informado testigos presenciales. Los agentes se ha llevado las urnas pero cuando se han marchado los responsables de la mesa han vuelto a colocar otras.

La Policía Nacional se ha llevado también las urnas de los Servicios Territoriales de Trabajo, Bienestar Socios y Familia de Lleida y algunas personas aseguran que han recibido golpes y empujones. Quienes hacían cola para votar se han trasladado a la puerta de la Diputación, en la Rambla Ferran.

En la Escuela Oficial de Idiomas también han producido enfrentamientos entre los concentrados y la Guardia Civil; mientras, unas cuatrocientas personas hacen cola para votar en la Diputación de Lleida.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de La Vanguardia

image beaconimage beaconimage beacon