Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Los yihadistas toman otras dos ciudades y se acercan a Bagdad

La Vanguardia La Vanguardia 13/06/2014 null

Bagdad/Baquba. (Agencias) - Los insurgentes suníes en Iraq, liderados por el yihadista Estado Islámico de Iraq y el Levante (EIIL) ganaban más terreno por la noche, alcanzando dos ciudades de la provincia oriental de Diyala y avanzando en la provincia de Kirkuk , informó el grupo islámico en un comunicado cuya información fue desmentida por las autoridades.

Después de que las fuerzas de seguridad abandonasen sus puestos, las fuerzas de seguridad dijeron que las ciudades de Sadiya y Yalula habían caído frente a los insurgentes, así como otros pueblos alrededor de las montañas Himreen, que desde hace tiempo han sido un escondite para los insurgentes. Insurgentes locales apoyaron la toma de la ciudad de Yalula, afirmó Al Arabiya. Esta ciudad se encuentra a unos 125 kilómetros al noreste de Bagdad y en ella hay una importante población kurda.

El EIIL señaló que ha tomado el control de las zonas de Al Huaiya, Al Riad, Al Rashad y Suleiman Bek, en la provincia petrolera de Kirkuk, donde ocuparon también zonas en las comarcas de Al Tuz y Daquq. Agregó que durante esos avances se apropió de 20 tanques, más de 50 blindados y un gran arsenal de todo tipo de armas.

Una fuente del ministerio de Interior, que pidió el anonimato, desmintió esas informaciones y explicó a Efe que esas ciudades están controladas por las tropas kurdas ("peshmergas"), después de la retirada de las fuerzas iraquíes.

Por otra parte, una fuente de seguridad indicó que un soldado murió y otros cinco resultaron heridos en una ataque perpetrado por el EIIL contra una unidad del Ejército en la zona de Shaqraq, 40 kilómetros al noreste de Baquba, capital de la provincia de Diyala (este).

En esa misma región, los insurgentes tomaron por un tiempo el control de las poblaciones de Al Yazira y Sansal, cerca de la localidad de Al Maqdadiya, pero fueron recuperadas posteriormente por las tropas gubernamentales después de duros combates en los que fallecieron tres hombres armados. 

La fuente explicó que los "peshmergas" repelieron un ataque del EIIL contra la entrada oeste de la ciudad de Yalula, 70 kilómetros al noreste de Baquba. Precisó también que los combates entre los dos bandos causaron la muerte de cinco yihadistas y heridas a tres soldados kurdos.

La fuente añadió que las fuerzas gubernamentales se retiraron de esa localidad "por razones desconocidas" tras entregarla a las fuerzas kurdas. El ejército iraquí realizó disparos de artillería en Sadiya y Yalula desde la cercana ciudad de Muqdadiya, obligando a que decenas de familias se marchasen a Janiqin, cerca de la frontera iraní, dijeron fuentes de seguridad.

Hace tres días, los insurgentes suníes capturaron los edificios gubernamentales y de seguridad de varias poblaciones situadas al sur y al oeste de Kirkuk, tras tomar Mosul, la segunda ciudad del país.

El EIIL, que pretende crear un emirato islámico en Iraq y en Siria, ha amenazado con proseguir "sus conquistas" en Irak y avanzar hacia Bagdad y las ciudades santas chiíes de Kerbala y Nayaf.

Los kurdos, que controlan su propia región autónoma en el norte, se aprovecharon del caos para expandir su territorio, tomando el control de Kirkuk, rica en petróleo, y otras zonas fuera de los límites formales de su enclave. Las fuerzas kurdas también desplegaron más hombres para asegurar sus oficinas políticas en Yalula antes de que los insurgentes llegaran a la ciudad. 

El presidente estadounidense, Barack Obama, amenazó el jueves con ataques militares contra los islamistas suníes que quieren establecer su propio país en Iraq y Siria. "No descarto nada porque tenemos interés en asegurarnos de que estos yihadistas no tengan un lugar permanente en Iraq o Siria", dijo Obama en la Casa Blanca preguntado sobre si estudiaba ataques aéreos.

Responsables señalaron más tarde que no se enviarían tropas de tierra. Obama dijo que estudia todas las opciones para ayudar al Gobierno iraquí, que tomó el control por completo después del fin de la ocupación estadounidense en 2011. "En nuestras consultas con los iraquíes, habrá algunas cosas inmediatas a corto plazo que se tienen que hacer militarmente", dijo.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de La Vanguardia

image beaconimage beaconimage beacon