Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Lozano, Chacón y las dudas de Madina... los frentes de Sánchez para las listas del 26-J

El Confidencial El Confidencial 28/04/2016

© AMERICA / AFP Al final las "circunstancias sobrevenidas" que Ferraz previó para poder introducir cambios en las listas electorales del 26-J van a ser más de la cuenta. No ha hecho más que abrirse el proceso y Pedro Sánchez ya tiene varios rotos en las candidaturas: la renuncia de Carme Chacón a liderar la lista por Barcelona, el paso atrás de Irene Lozano para seguir como cuatro por Madrid y la duda que pesa por la continuidad de Eduardo Madina como siete en la candidatura de la capital, ya que el dirigente vasco aún no ha confirmado que quiera repetir en las próximas generales. Las últimas horas han sido vertiginosas en el PSOE.

El martes, Sánchez daba por cerrado el capítulo de las negociaciones para formar Gobierno al no postularse ante el Rey para la investidura, pues no contaba con los apoyos suficientes. En la rueda de prensa en la que declaraba inaugurada su (segunda) carrera hacia La Moncloa, advertía de que su intención era presentarse el 26-J con las mismas listas que las que su partido registró para el 20 de diciembre.

El miércoles por la mañana, reunió a su ejecutiva y aprobó elevar al comité federal de este sábado una propuesta concreta: que se validasen todas las listas del 20-D salvo que las direcciones regionales plantearan la introducción de mínimos cambios, "por circunstancias sobrevenidas", y lo justificasen. Además, Ferraz elaboró un calendario exprés de primarias para la elección del candidato a La Moncloa, aunque en este caso tenía menor interés el documento, ya que se cuenta con que Sánchez no encontrará rival, ya que Susana Díaz se queda por ahora en Andalucía.

En la noche del miércoles, saltaba la primera retirada. Carme Chacón. Exministra de Defensa. El runrún comenzó a acrecentarse hasta que la noticia se confirmó. Un paso atrás sorpresivo, con el que nadie contaba. Lo que estaba en el candelero era el proceso de primarias que teóricamente iba a abrir el viernes la ejecutiva del PSC, y al que ya se había postulado el exsenador Carles Martí, cabeza de un sector crítico con Chacón, que consideraba un "error" que repitiera por cuarta vez como líder del partido en unas generales.

Martí también se hacía eco del profundo malestar que se generó el otoño pasado con la confección de las listas, puesto que la exministra maniobró todo lo que pudo para conseguir deshacerse del ex primer secretario Pere Navarro y colocar a sus fieles -Germán Rodríguez, de dos, y Pepe Zaragoza, de cuatro-.

Sigue en la ejecutiva

Ella compareció pasadas las 9.30 horas en los pasillos del Congreso, mientras se seguía el último pleno. Y dejó boquiabiertos a los periodistas. No explicó por qué había decidido marcharse. Lo hacía por "muchos motivos políticos" que no son "relevantes en este momento" y que se guardaba para ella. Punto. No quiso hablar de discrepancias con Sánchez -a cuya ejecutiva pertenece, como secretaria de Relaciones Internacionales, y en la que seguirá-, ni con el proceso negociador para formar Gobierno, ni por miedo a primarias.

Pero aprovechaba su breve comparecencia para sembrar más incertidumbre y sobre todo para situar en la picota, indirectamente, al secretario general, al aducir "motivos políticos" que prefería no contar. En definitiva, se va dando portazo. Chacón se va del Congreso dando portazo al secretario general, al aducir que renuncia a repetir por "muchos motivos políticos" que directamente no explica Ni Sánchez ni el primer secretario, Miquel Iceta, aportaron razones más consistentes para explicar su marcha. Sí subrayaron su respeto a su voluntad de salir de la Cámara Baja y su elogio hacia su trabajo.

Ambos se enteraron este miércoles de sus intenciones. Pero la exministra sí quiso dejar claro en su comparecencia ante los medios que ya conocían su determinación hace tiempo su entorno personal y el expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero, a quien siempre se ha sentido muy vinculada, como reconoció.

Más en MSN:

PP y PSOE pactan un recorte de 6,3 millones de euros en la campaña electoral

Los políticos tiran 130 millones: su fracaso les 'obliga' a ser austeros de cara a la galería

Puedes ver:

Irene Lozano y Pedro Sánchez, en 2015. (El País)

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon