Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Más de 10.000 detenidos en Turquía tras intento de golpe

dw.com dw.com 22/07/2016

El Gobierno turco se prepara a emitir decretos para confiscar bienes a presuntos simpatizantes del clérido Fethullah Gülen, dicen medios en Ankara. Entre los detenidos hay una gran proporción de generales.

El número de detenciones realizadas tras el fallido intento de golpe de Estado en Turquía aumentó a 10.410, informó el presidente Recep Tayyip Erdogan en la noche del jueves en el palacio presidencial en Ankara.

De los 10.410 detenidos, 4.060 ingresaron en prisión preventiva, precisó Erdogan, citado por la agencia estatal de noticias Anadolu.

Según el portavoz del gobernante Partido de la Justicia y Desarrollo (AKP), Yasin Aktay, entre los detenidos hay 7.423 soldados, 287 policías, 2.014 jueces y fiscales, así como 686 civiles. Entre los militares arrestados hay 162 generales, casi la mitad de todos los generales turcos.

En Turquía rige desde el jueves y durante 90 días un estado de excepción, cuyo objetivo reside, según Erdogan, en reprimir a los seguidores del movimiento encabezado por el clérigo Fethullah Gülen.

El presidente turco responsabiliza a Gülen, quien vive autoexiliado en Estados Unidos, de la intentona golpista protagonizada por un sector del Ejército, que se saldó con la muerte de más de 260 personas. Turquía exige a Estados Unidos la extradicción del predicador.

Erdogan declaró el 15 de julio, cuando se produjo la intentona golpista, "Día en memoria de los mártires" y aseguró que "las generaciones venideras nunca olvidarán a los héroes de la lucha por la democracia".

El mandatario turco llamó a la población a seguir congregándose en las plazas públicas "hasta que nuestro país haya dejado atrás totalmente esta fase difícil".

Erdogan exhortó a la población turca a oponer resistencia a la "intentona golpista más insidiosa y pérfida en la historia del pueblo turco".

Miles de personas se manifestaron en la noche del jueves contra el intento de golpe de Estado en el puente del Bósforo, que los golpistas habían bloqueado con tanques y donde abrieron fuego contra civiles.

Posible confiscación de bienes

El Gobierno turco planea emitir los primeros decretos, tal y como le permite la situación de estado de emergencia iniciada el jueves, entre los que se contaría la confiscación de bienes de los supuestos golpistas y aumentar los periodos de detención, informa hoy el diario Hürriyet.

Según ese medio, las incautaciones de bienes de supuestos participantes en la fallida asonada del pasado viernes se prolongará mientras duren las pertinentes investigaciones.

Además, siempre según Hürriyet, los funcionarios que sean sospechosos de pertenecer a la cofradía de Fetullah Gülen, el clérigo al que Ankara acusa de organizar el golpe, serán despedidos sin ningún tipo de compensación, mientras que los simpatizantes serán degradados en sus cargos.

Hasta el momento, unas 50.000 personas en todo el país han sido suspendidas de sueldo por su supuesta vinculación con Gülen.

EL(efe, Deutschlandradio)

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Deutsche Welle

image beaconimage beaconimage beacon