Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

México confirma un nuevo caso de robo de material radiactivo

El Mundo El Mundo 12/06/2014 EFE

El secretario mexicano de Gobernación, Miguel Ángel Osorio, confirmó este miércoles el robo de material radiactivo en la central Estado de México, e indicó que se han activado los protocolos para su localización, en el segundo incidente de esta naturaleza ocurrido en el país desde .

"Tenemos la denuncia respecto al robo de este material y se ha hecho ya el llamado y el protocolo que seguimos en estos casos", dijo Osorio en declaraciones a medios locales.

Sin precisar de qué material se trata, el ministro señaló que "debe de tenerse cuidado en su manejo, por eso es que es importante rápidamente lograr su localización y, por supuesto, el castigo a quienes hayan cometido este delito".

Osorio hizo estas declaraciones después de clausurar el Primer Encuentro de Conferencias Nacionales de Seguridad Pública y Procuración de Justicia al ser interrogado por periodistas sobre una alerta emitida por el Sistema Nacional de Protección Civil, dependiente de Gobernación (Interior).

Esa dependencia alertó a las unidades de Protección Civil del Estado de México, Distrito Federal, Morelos, Puebla, Tlaxcala, Guerrero, Michoacán, Guanajuato, Querétaro, Hidalgo, Oaxaca y Veracruz "por el robo de una fuente radiactiva, la cual es improbable que sea peligrosa para la salud humana".

El material fue sustraído la madrugada del domingo pasado por un grupo armado de una bodega del Laboratorio Nacional de la Construcción en el municipio de Tultitlán, Estado de México, indicó un boletín de Protección Civil.

Improbable peligro

El equipo robado cuenta con los rótulos que advierten sobre la presencia de material radiactivo (cesio-137 y americio/berilio), y añadió que "es muy improbable que esta fuente lesione permanentemente a alguien", añadió.

"Si esta cantidad de material radiactivo no se encuentra blindado y no se maneja en condiciones de seguridad tecnológica o no se protege con seguridad desde el punto de vista físico, podría lesionar temporalmente a quien la manipulara o estuviera en contacto con ella durante muchas horas, o que se hallase cerca de ella durante un periodo de muchas semanas", abundó.

Recomendó que en caso de localizar la fuente no realizar manipulación del equipo ni permanecer cerca del mismo, establecer un perímetro de seguridad y resguardo con radio mínimo de 30 metros y notificar el hallazgo de inmediato a la autoridad federal.

Este es el de esta clase en México desde el 2 de diciembre pasado, cuando fue robado equipo médico con material radiactivo (cobalto-60) cuando era trasladado en un camión para su almacenamiento como desecho.

El camión fue sustraído por un grupo armado en el central estado de Hidalgo cuando transportaba una unidad de teleterapia en desuso desde la noroccidental ciudad de Tijuana a un centro de desechos radiactivos situado en el Estado de México.

Tras una intensa búsqueda, el vehículo, el equipo médico y el material radiactivo fueron hallados dos días después en una zona despoblada del municipio de Hueypoxtla (Estado de México).

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon