Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Móviles inútiles y tapones para iPhone: los mejores inventos nacidos de una broma

El Confidencial El Confidencial 23/10/2016 Cristina Sánchez

"Cuando hicimos el iPhone 6 y el 6s, el mundo no estaba preparado para el futuro. Ahora lo está. Apple Plug es la solución perfecta. Rellena tu arcaico conector de auriculares con bello aluminio y conéctate tú mismo al futuro". El mismo día que Apple presentaba el iPhone 7, sin el ‘minijack’ para los auriculares que tanto tiempo nos llevaba acompañando, aparecía también una página web con un diseño que daba el pego anunciando el "producto más ligero" de la historia de la manzana mordida.

El elegante tapón ‘cool’, seguro y hasta resistente al agua, serviría para que los desdichados que no pudieran comprarse el último móvil de Apple transformaran al menos su viejo iPhone en una "obra maestra moderna". En tan solo un día, aquella web que parodiaba una de las apuestas de Apple (la eliminación de los cables y sus puertos de entrada) había conseguido ya un millón de visitas.

Lógicamente, los de Cupertino no estaban detrás de la web —aunque los propios AirPods hayan sido carne de meme—, sino una pequeña compañía de desarrollo y diseño web que está dando sus primeros pasos. “Tuvimos la idea en una comida de equipo, dos semanas antes del lanzamiento de la página”, nos explica Timothy Buck, cofundador de Nicer Studio. “Hablamos sobre la idea con un poco más de detalle por Slack y compramos el dominio”. Se habían dado cuenta de que la broma les podía salir rentable con la planificación adecuada.

Una broma viral… que algún 'fanboy' se tragó

Los rumores sobre la desaparición del ‘minijack’ permitieron a Nicer Studio preparar el engaño de antemano en su tiempo libre: aprovecharon sus dotes para el diseño y crearon cuidadosamente un accesorio imaginario, planificando su lanzamiento para que fuera un éxito.

Tras promocionarlo en plataformas como Reddit o Imgur, consiguieron hacerse un hueco en medios de tecnología como The Verge. “Realmente nos encantó leer sobre nuestra creación en los principales medios de todo el mundo y ver que gente que estimamos, como diseñadores, desarrolladores y periodistas, disfrutaban con nuestro trabajo”, explica Buck a Teknautas.

© Proporcionado por El Confidencial

No todos los internautas se tomaron el tapón a broma. Según el padre del Apple Plug, “innumerables personas” mostraron su interés por comprarlo, convencidos de que era un producto real. Otros muchos eran conscientes de que se trataba de una parodia, pero querían hacerse con uno de todos modos.

Sin embargo, Nicer Studio no tiene pensado fabricar ningún inútil Apple Plug, sino aprovecharse del invento como carta de presentación. Después de lograr que su lista de correos creciera hasta los 5.000 contactos, sus seguidores en Twitter pasaran de 6 a 1.700 y el posicionamiento SEO de la web de su estudio mejorara notablemente, van a centrarse en lanzar productos serios, como un videojuego en 3D para dispositivos móviles.

10.000 móviles... que no sirven para nada

Otros creadores, sin embargo, han seguido lanzando más modelos del primer producto estúpido cuyo éxito les explotó en las manos. Es el caso de Ingmar Larsen, cofundador de NoPhone. Hace dos años, este director de arte holandés y otros dos compañeros de trabajo estaban tomando algo y se percataron de que sus congéneres estaban absortos mirando su ‘smartphone’. Idearon entonces un invento revolucionario: un dispositivo sin pantalla, sin batería e incluso sin teléfono, eliminando así la necesidad de buscar un sitio para cargarlo o el daño emocional si cae al suelo: han demostrado que no se rompe al impactar contra él. Aunque la compañía no lo diga expresamente, seguro que el NoPhone tampoco estalla en llamas de repente.

Este trozo de plástico con apariencia de ‘smartphone’ que te permite conectar con el mundo real fue todo un éxito. “Fue una gran sorpresa para nosotros, empezamos con una simple web y 700 personas estaban preguntando por el NoPhone. Nunca esperamos que esto se hiciera tan grande”, admite Larsen.

900 mecenas contribuyeron en Kickstarter con más de 18.000 dólares (unos 16.000 euros) para que la inservible caja pudiera fabricarse. En menos de dos años, han vendido ya más de 10.000 NoPhone a compradores con sentido del humor por tan solo 10 dólares (9 euros). Incluso han lanzado nuevos modelos, desde el NoPhone Selfie (con espejo incluido) hasta el asequible NoPhone Air, el “menos avanzado” de la historia, que comenzará a venderse en diciembre. Sin duda, puede ser un regalo perfecto en Navidades para los que renuncian a tener un ‘smartphone’. Cuando abran el paquete, creerán “que no hay nada dentro”, por lo que el transparente dispositivo jamás supondrá una distracción.

Aunque Larsen nos cuenta que no ganan lo suficiente para vivir de la venta de NoPhones, el proyecto le ayudó a conseguir un puesto de trabajo en una agencia publicitaria de Ámsterdam. Hace unos meses, concibió con un equipo diferente otro producto que puede sonar a broma, pero que también puede tener su utilidad en pleno siglo XXI: el DistractaGone, una caja para encerrar el ‘smartphone’ que solo se abre cuando el usuario la haya programado para ello.

Pese a ello, la campaña de ‘crowdfunding’ para financiarlo se cerró hace unos días sin que hubieran recaudado el suficiente dinero para hacer realidad un producto que nos podía venir especialmente bien en situaciones sociales, para mirar a la cara a nuestros amigos durante una conversación.

Barbudos del mundo, este es vuestro Tinder

Más allá de ‘gadgets’ que han nacido como una mofa, también hay ‘apps’ concebidas a modo de parodia que han acabado teniendo éxito. Una de ellas es Bristlr, conocida como el Tinder para las barbas: conecta a apasionados porque el pelo inunde sus mejillas con otros a los que también les entusiasma, puedan lucirlo o no.

Como no podía ser de otra forma, la idea se le ocurrió a un barbudo, en concreto a un desarrollador web. “Lo empecé en gran parte como una broma. Estaba procastinando en el trabajo y quería invertir en una idea de ‘startup’ tonta”, explica John Kershaw. Así que creó una web falsa del servicio y la compartió con sus amigos, sin pensar que la idea llegaría más allá.

Les gustó tanto que empezó a trabajar después en una plataforma completa y una ‘app’. No en vano, había encontrado un hueco en el mercado: a los usuarios no solo les gustaba conocer gente virtualmente, sino que además deseaban que tuviera algo en común con ellos, aunque solo fuera la pasión por la barba.

John Kershaw | Bristlr © Proporcionado por El Confidencial John Kershaw | Bristlr

La plataforma se llenó de largas barbas ‘hipsters’ y su vida comenzó a ser “realmente rara” —según él mismo ha asegurado— cuando los medios comenzaron a llamarle. Hoy, la plataforma ya tiene casi 200.000 usuarios registrados y gracias a ella incluso se han celebrado enlaces matrimoniales de parejas que se enamoraron gracias a una barba.

Aunque para disfrutar de algunas opciones de esta ‘app’ hay que abonar una pequeña suscripción que permite a Kershaw “pagar las facturas”, en realidad Bristlr le ha servido como impulso para fundar M14 Industries. Esta compañía de desarrollo web ha creado una plataforma para que cualquiera pueda diseñar fácilmente su propia aplicación de ‘dating’ de nicho, dirigida a un público específico, similar por tanto a Bristlr en su planteamiento.

Para visibilizar su ‘startup’, lanzaron Better Together Dating, una ‘app’ de citas para el 48 % de los que votaron por quedarse en la Unión Europea en el referéndum de Reino Unido, con un logo en el que reemplazaron las estrellas de la bandera comunitaria por corazones. También crearon hace unos meses su primer producto para socios, Koob, una comunidad online para amantes de la lectura.

© Proporcionado por El Confidencial

La idea también ha gustado a algunos inversores y ya han conseguido 190.000 dólares (170.000 euros) de financiación para seguir adelante con esta ‘startup’. “Antes de Bristlr, era un desarrollador ‘freelance’ sin un camino claro por delante. Es lo mejor que me ha pasado en mi carrera”, asegura el barbudo Kershaw.

Mientras tanto, otras compañías han gastado bromas más controvertidas. A un canadiense se le ocurrió vender a través de eBay botellas de aire comprimido recogido en las Montañas Rocosas, al principio como una simple broma. Vendió la primera por 50 centavos, pero por la segunda se llegaron a pagar 160 dólares (146 euros).

Así que creó una web y comenzó a venderlas de forma algo más seria. Hace unos meses, decidió entrar en el mercado chino a través de un representante, poco antes de que en Pekín se viviera la primera alerta roja por contaminación. El pasado mes de mayo, Vitality Air aseguró haber vendido ya 12.000 botellas de aire en China. Así que, al parecer, hay quien está dispuesto a pagar 32 dólares (29 euros) por 150 inhalaciones de simple aire fresco. En ocasiones, las bromas se nos van de las manos.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon