Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Madrid, capital de los videojuegos por cinco días (pese a la 'puñalada' de Barcelona)

El Confidencial El Confidencial 28/10/2016 Jaume Esteve

La Madrid Gaming Experience ha arrancado y lo ha hecho con mejores sensaciones de lo que se podía esperar 'a priori' de una cita de la que se habían caído los grandes nombres de la industria del videojuego. La pasada primavera se anunció que Madrid Gaming Week iba a cambiar de sede y celebrarse en Barcelona, lo que dejaba a la capital huérfana de una gran feria de videojuegos. Pero Game, la mayor cadena de tiendas de videojuegos de España, junto a Microsoft, Gamelab y otros actores del sector, se han empeñado en que la capital tenga su propia cita: Madrid Gaming Experience. ¿El primer veredicto? Para ser una cita sin Sony, sin Nintendo, sin Electronic Arts ni Ubisoft es más que satisfactorio a pesar de que Barcelona haya dado un mordisco considerable al catálogo de años anteriores.

¿Cómo puedes atraer al gran público a una cita de este tipo? En la Madrid Gaming Experience han apostado muy fuerte por dos ejes: eSports y el videojuego juego clásico encarnado en una zona llamada RetroWorld. La idea tiene su lógica: mientras el público joven puede escoger entre el escenario montado por la ESL y el de Game eSports, el nostálgico puede pasear por una muy cuidada selección de recreativas y 'pinballs' e incluso aflojar la cartera en alguno de los chiringuitos que venden juegos y recuerdos de tiempos pasados.

Game, uno de los principales impulsores de esta cita, no esconde el potencial que tiene el deporte electrónico unido a la base de consumidores que tienen registrada. Uno de los responsables de la cadena comentaba un hecho que ilustra la apuesta por esta nueva modalidad del videojuego: "Si se venden 200.000 copias de Call of Duty en España en tienda y nosotros distribuimos el 45%, tenemos cerca de 100.000 usuarios registrados a los que podemos informar cada vez que hagamos torneos".

La consultora Newzoo anunció el pasado mes de mayo que esperaba que la audiencia planetaria de eSports alcanzara los mil millones de espectadores a finales de 2016 por lo que no es de extrañar un movimiento que también se vio en la pasada Barcelona Games World. 

'Counter Strike', 'League of Legends', 'Clash Royale', 'Hearthstone', 'FIFA 17', 'Rainbow Six: Siege' o 'Call of Duty: Black Ops III' son los títulos más destacados que acapararán torneos. Ver jugar a profesionales es una experiencia que todo 'gamer' debería experimentar en alguna ocasión pero una feria de este calibre se sigue midiendo en la cantidad, y calidad, de últimas novedades que se pueden probar de cara a las compras navideñas.

Es aquí donde Madrid Gaming Experience cojea aunque logra disimular sus carencias con cierta gracia. No están Sony, Microsoft ni Electronic Arts, pero se puede probar PlayStation VR en la zona habilitada por Game así como 'FIFA 17' o 'Battlefield 1' en el espacio de Microsoft dedicado a Xbox One, donde destaca una enorme sala presidida por Gears of War.

En otro espacio, a medio camino entre el gran escenario de la ESL, un auditorio escondido patrocinado por Gamelab y el mogollón de los vidoejuegos clásicos se encuentra la zona 'indie'. Cuando escuchen aquello de que España tiene más de 400 estudios de videojuegos (480 según el último libro blanco de DEV) piensen que, la enorme mayoría, son estudios como esos que conforman el espacio independiente y que ni siquiera tienen un reclamo en el que se expliqué qué narices están vendiendo esos jóvenes en mitad del estruendo de la feria.

Que no esté Electronic Arts no implica que no se pueda jugar a 'FIFA 17'. Microsoft y Game se han esforzado por paliar la ausencia de grandes lanzamientos. (J. E.) © Proporcionado por El Confidencial Que no esté Electronic Arts no implica que no se pueda jugar a 'FIFA 17'. Microsoft y Game se han esforzado por paliar la ausencia de grandes lanzamientos. (J. E.)

Para el jugador madrileño, como para el barcelonés, que exista una feria en su ciudad es una gran noticia. El problema reside en el hecho de que, por el camino, los nombres que antaño iban de la mano (la patronal del videojuego, AEVI, IFEMA, Game) se han separado de manera que la cita madrileña queda algo coja ante la ausencia de ciertas marcas que tienen mucho peso. No se debe olvidar que España es un país en el que 'la play' se ha convertido en sinómino de consola, sea cual sea su marca.

Smach Z, una máquina a seguir de cerca

Más allá de los videojuegos, de la realidad virtual, de los torneos de eSports y de otras actividades relacionadas con el videojuego, hay un pequeño puesto que esconde uno de los productos más interesantes, a priori, de la feria. Se llama Smach Z y es una consola portátil en cuyo interior se esconde un PC en miniatura capaz de mover Windows 10 y un buen número de juegos del momento.

Eso, por lo menos, es lo que vende Daniel Fernández, CEO de Smach Team, una firma de Mallorca compuesta por cuatro personas y que se ha unido a ImasD, compañía valenciana especializada en arquitectura ARM y que es la encargada de ensamblar el interior de una máquina que, por momentos, recuerda a la vetusta Atari Lynx.

Parte del equipo de Smach Z posa con un prototipo de la consola. (J. E.) © Proporcionado por El Confidencial Parte del equipo de Smach Z posa con un prototipo de la consola. (J. E.)

Pero la Smach Z es hija de su tiempo. Y no puede negarlo. Cuenta con dos controladores hápticos a lado y lado (similares a los del Steam Controller) además de un 'stick', los habituales cuatro botones frontales, dos 'bumpers', dos gatillos y otros dos botones en la zona trasera. Todo ello personalizable a gusto del usuario: "Lo hemos hecho así para que sea compatible con los juegos de Steam".

Por el momento, el prototipo de la máquina es capaz de mover el primer 'Left 4 Dead' con soltura pero la duda reside en la capacidad que tendrá el equipo final frente a las grandes superproducciones. ¿Se podrá jugar, por ejemplo, a 'The Witcher 3'? El título de CD Projekt, que ya cuenta con más de un año, será jugable aunque el equipo de Smach Z avisa que será necesario retocar los valores para ajustarlos a la potencia de la máquina. 

El diseño final de la Smach Z es algo más delgado que el que se exhibe en Madrid Gaming Experience. © Proporcionado por El Confidencial El diseño final de la Smach Z es algo más delgado que el que se exhibe en Madrid Gaming Experience.

Smach Z tiene trabajo por delante. No sólo tiene que trabajar en la consola sino en ganarse el favor del público. El nefasto recuerdo de Zetta en el horizonte e incluso la polémica que generó PGS, una consola similar en concepto que tuvo que cancelar su campaña de financiación cuando se demostró que no había nada más allá de un vídeo conceptual, obligan al equipo a una pedagogía con los usuarios para demostrar que, lo suyo, es algo más que una idea con muchas similiraridades con Nintendo Switch.

La consola portátil tendrá dos modelos: uno de 299 euros y otro de 499. ¿La diferencia? Más RAM (4GB u 8GB) y almacenamiento (64GB o 128GB) en el primero que en el segundo, que también tendrá conectividad 4G "para la gente que quiere jugar a MMOs" y otros juegos que requieren conexión permanente.

Smach Z está en plena campaña de Kickstarter, donde ha superado con creces su objetivo de lanzamiento. Fernández quiere tener listos los modelos que enviará a los 'backers' "en unos seis meses" mientras que espera que el producto llegue al mercado a finales de 2017 o principios de 2018. La firma cuenta con el apoyo de inversores privados y de un fondo y ni siquiera pretende marcarse metas imposibles: "Con vencer 10.000 unidades estaríamos contentos". 

Un asistente a la pasada edición de la Madrid Games Week, ahora rebautizada como Madrid Gaming Experience © Externa Un asistente a la pasada edición de la Madrid Games Week, ahora rebautizada como Madrid Gaming Experience
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon