Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Madrid no logra reducir sus listas de espera

La Vanguardia La Vanguardia 16/06/2014 Asier Martiarena

Un total de 75.184 pacientes se encontraban pendientes de intervenciónquirúrgica en la Comunidad de Madrid hasta marzo de 2014, lo que supone 2.489 personas más que en el último trimestre del año pasado.

Así lo detallan los propios datos de la Consejería de Sanidad donde se refleja, además, que de esa cantidad 36.126 pacientes estaban en situación de espera debido a que preferían ser intervenidos en el hospital de su elección, es decir, el 48,1% del total.

La cifra es muy similar a la del cierre de 2013, cuando 36.196 personas preferían "voluntariamente" mantenerse en lista de espera para ser intervenidos en un hospital de su elección.

Maquillaje de cifras

Los sindicatos llevan meses denunciando que detrás de este mal dato vuelven a estar los recortes. Los datos que maneja la Federación de Asociaciones en Defensa de la Sanidad Pública señalan que hay 7.500 trabajadores menos en la sanidad que en 2009. Y eso significa un incremento en todas las listas, en la de primera atención, en la diagnóstica, y también la quirúrgica.

Madrid es la única Comunidad Autónoma que no está dentro del cómputo nacional del Ministerio de Sanidad al realizar un recuento diferente. La polémica por el supuesto maquillaje de cifras se basa en que en la capital se empieza a contar desde que el paciente es visto por el anestesista mientras que en el resto de España se coge como referencia el momento en el que el médico programa la operación. Un hecho que permite reducir en un mes el tiempo de espera.

Además, 19.871 pacientes corresponden a la conocida como lista de espera "estructural" (los pacientes cuya presencia es atribuible a la organización y los recursos disponibles del SERMAS) mientras que otras 19.187 personas son pacientes "transitoriamente no programables" (pacientes en los que no se aconsejan la intervención en ese momento o han pedido aplazarla, entre otros motivos).

Según los datos de la Consejería, la media de demora en el caso de los pacientes estructurales es de 11,4 días de media (frente a los 12,3 de media de 2013) mientras que en las personas que han decidido "voluntariamente" ser operados en los centros que ellos eligen asciende hasta los 103,6 días, prácticamente igual a la del año pasado.

De este grupo, un total de 7.341 están en lista de espera de cero a 30 días, 23.274 de 31 a 180 días, 4.960 están en una horquilla de 181 a 365 días y 551 superan el año de demora. En el caso de los pacientes en lista de espera estructural, todos están incluidos en el plazo de un mes.

Frente a ello, los pacientes estructurales están todos en la horquilla de 0 a 30 días, compromiso que adquirió en su momento la Comunidad de Madrid.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de La Vanguardia

image beaconimage beaconimage beacon