Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Magia y misterios

EL PAÍS EL PAÍS 14/06/2014 Sergio C. Fanjul
Pablo Raijenstein, mentalista, en el Ateneo de Madrid. © JULIAN ROJAS Pablo Raijenstein, mentalista, en el Ateneo de Madrid.

1. El Jardín del Ángel. Es una floristería, en pleno centro, que tiene un cementerio debajo, el de la aledaña iglesia de San Sebastián, en la calle Atocha. Siempre me llamó la atención. Una noche pasé y vi que había actividad, luces, movimiento, como una fiesta, pero resulta que por las noches la tienda está cerrada… Eso acentuó el misterio (Huertas, 2).

2. Ferretería García del Río. Ha ido pasando de generación en generación desde 1888 y sigue conservando aires de aquella época, con su mostrador en forma de U y su vieja caja registradora. La dueña actual es médium y tiene un ambiente muy familiar, suele tener una amiga ahí sentada con la que conversa (Atocha, 57).

3. Washoku.Yan Ken Pon. El Mercado de San Fernando me gusta porque no tiene el ambiente cool, trendy (o cualquier otra de estas palabras modernas) que tienen los nuevos mercados de la ciudad. Se ve que hay menos pasta por medio y es más original. Ahí está este restaurante japonés, que también tiene librería, y sirve comida rica y a buen precio. El nombre significa "Piedra, papel o tijera" (Embajadores, 41).

4. Artistic Metropol. Es mi cine favorito, una locura, especializado en fantasía, terror, serie B o cine independiente. Cuando abrió hace un par de años, en plena crisis, me pareció un proyecto muy arriesgado, y tiene todos mis respetos. Ahí hago mi show El mentalismo en cine, con el que ya llevamos diez meses y que ha tenido muy buena acogida (Cigarreras, 6).

Mente y cine

El mentalista Pablo Raijenstein (Madrid, 1978) lleva 10 meses con su espectáculo El mentalismo en el cine. Se puede ver quincenalmente en Artistic Metropol (Cigarreras, 6). En La Cripta Mágica (Tarragona, 15) echa a rodar Misterio, los jueves.

5. Femur Club. Otra de mis ocupaciones, que tengo algo abandonada, es la de dj de música electro. El Fémur, que se celebra mensualmente en la clásica sala Specka, es el único club de música electrónica al que asisto actualmente, porque me gustan su programación y los artistas que traen. Está especializado en sonidos Synth y analógicos. Es muy underground (Orense, 26).

6. La Cripta Mágica. Fue la sala pionera en la magia de la ciudad y además es un museo donde se muestran autómatas, muñecos de ventrílocuo o linternas mágicas. Se puede tomar una copa mientras ves un show de magia. Aquí se celebra mi nuevo espectáculo Pablo Raijenstein Misterio (Tarragona, 15).

7. Ateneo de Madrid. Cuando recorres los pasillos puedes encontrar todo tipo de simbología ocultista, entre los viejos cuadros. Búhos, escuadras y cartabones, o jarrones con caras luciferinas… Se respira un ambiente añejo, solemne y misterioso, percibo unas energías interesantes. Aquí han pasado muchas cosas. Y enfrente está la Iglesia de la Cienciología (Prado, 21).

8. La Eriza. Pasaba por delante y no sabía lo que era, veía erizos con flores y unos viejos instrumentos de tortura que resultaron ser imprentas antiguas. Es una tienda de encuadernación, un espacio maravilloso que llegó antes de la moda retro, en el que además hacen exposiciones muy interesantes (Colón, 15).

9. Magia Estudio. Es una tienda de magia clásica donde compraba libros y objetos de ilusionismo y mentalismo en mi adolescencia. La llevan José Luis Ballesteros y su mujer Encarnita, dos grandes magos. Le tengo mucho cariño y siempre te asesoran muy bien si estás empezando (San Mateo, 17).

10. Corazón Bar. Antes era un pub irlandés y ahora está de moda entre los hipsters, pero conserva su decoración, de madera inglesa y animales disecados (cosa también muy moderna), con un punto art déco. No soy asiduo, pero me encanta el espacio (Valverde, 44). 

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon