Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Malestar por la educación privada de los hijos de Haakon y Mette Marit

El Mundo El Mundo 18/06/2014 MARÍA FLUXÁ

El martes los príncipes herederos noruegos, Haakon y Mette-Marit, anunciaron en un comunicado que, a partir del próximo curso, sus hijos estudiarán en sendos colegios privados, en lugar de la escuela pública de Jansløkka, en Asker, a la que acudían hasta ahora.

Así, la princesa Ingrid Alexandra (10 años), en segundo lugar en la sucesión al trono, acudirá a partir de agosto al Oslo International School, un centro en las afueras de la capital, en Bekkestua, pero cercano a la residencia de la familia en Bærum. Con un precio de 25.000 euros al año, las clases se imparten en inglés y la mayor parte del alumnado (un 70%) es extranjero.

Por su parte, Sverre Magnus (8) estudiará en el centro Montessori de la capital noruega, donde las clases se imparten en noruego. Cuenta con 230 alumnos, y ya le están esperando "para tratarle igual que al resto de niños", en palabras de un administrativo del colegio que cita el diario Aftenposten.

'Un paso claro para alejarse de la gente'

© Proporcionado por elmundo.es

La decisión ha causado cierto malestar entre la clase política de un país donde lo habitual es estudiar en escuelas públicas. Así, la primera ministra, Erna Solberg, explicó que ella nunca ha considerado la posibilidad de un colegio privado para sus hijos, si bien respeta "el derecho de cada padre a elegir por sus hijos". Según Martin Kollberg del Partido Laborista, en cambio, ello supone "un paso claro para alejarse de la gente y un paso adelante para la abolición de la monarquía".

Sin embargo, Else Beitnes Johansen, director de la escuela pública de Jansløkka, donde hasta ahora estudiaban los pequeños, aplaude la decisión de la pareja heredera. "Entiendo muy bien la decisión de trasladar Ingrid Alexandra a la escuela internacional. Es un paso para prepararla para su rol especial", explicó a la cadena de televisión NRK.

Preguntado este miércoles por el diario VG acerca del debate suscitado, el príncipe Haakon respondió: "Entiendo que la gente tenga opiniones sobre nuestra elección. Ha sido una difícil decisión para nosotros".

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon