Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Marco Hohenlohe reclama el ducado de Medinaceli

El Mundo El Mundo 10/06/2014 EDUARDO VERBO

Diez meses después de que su abuela Mimi, la XVIII duquesa de Medinaceli, falleciera a los 96 años en la histórica Casa-Palacio de Pilatos (Sevilla), Marco de Hohenlohe y Medina, su nieto y heredero, ha solicitado la sucesión en el título, con Grandeza de España, tal y como aparece reflejado en el BOE del 2 de junio. Marco ha esperado este tiempo en señal de luto por la muerte de Victoria Eugenia, a quien estaba muy unido y de la que cuidaba desde hacía cerca de dos años.

Un cambio en la Casa Ducal de Medinaceli, pero no el único. Tal y como ha podido saber LOC el próximo jueves en la reunión anual del Patronato de la Fundación, Pablo Hohenlohe, hermano del futuro duque, se propondrá secretario general, un cargo que ya desarrolla oficiosamente y que consiste en prestar ayuda a su tío Ignacio Medina, presidente de la Fundación y único hijo vivo de la fallecida Mimi. Ahora también servirá de apoyo a su hermano Marco quien, como reconoce la familia, sigue arrastrando alguna secuelas de un terrible accidente de moto que sufrió el 2 de septiembre de 1996.

© Proporcionado por elmundo.es

Pablo y Marco, sobrinos a su vez de Alfonso de Hohenlohe, el príncipe que un día se inventó Marbella, encarnan la regeneración de este título, creado por la reina Isabel la Católica en 1479. El que pronto será duque de Medinaceli también asegura la continuidad nobiliaria con su hija Victoria, una joven alemana de 16 años que dejará Alemania para estudiar Historia en España y aprender a ser la aristócrata más importante de la nobleza patria. Los Medinaceli descienden directamente del rey Alfonso X El Sabio a cuyo heredero, el infante Alfonso de la Cerda, le fue arrebatado de forma ilegítima el trono de Castilla por guerras fratricidas.

El mejor ejemplo para Marco será el de su abuela quien, a diferencia de otras damas como la duquesa de Alba, optó siempre por permanecer en un segundo plano, no como su ex nuera Naty Abascal, personaje de la prensa del corazón, o de sus nietos Rafael y Luis Medina. A Mimi no le gustaba aparentar en el cuché, aunque podría haberlo hecho. Por lo salones de Pilatos, una de sus tantas propiedades, han desfilado desde Jackie Kennedy a Rainiero de Mónaco y Grace Kelly. Ahora, le toca el turno al nuevo duque.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon