Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Margallo avisa de que una Cataluña independiente sería “inviable”

EL PAÍS EL PAÍS 17/06/2014 Agencias
En el centro de derecha a izquierda, Soraya Sáenz de Santamaría junto al ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo. © Jose Maria Cuadrado Jimenez En el centro de derecha a izquierda, Soraya Sáenz de Santamaría junto al ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo.

El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, cree que sería "catastrófico" realizar una consulta sobre la independencia porque esa independencia haría "inviable" económicamente a Cataluña, al tiempo que ha dejado en manos de Mariano Rajoy la posibilidad de una reforma constitucional, que a él no le preocuparía plantear. 

Francesc Homs, portavoz de la Generalitat, ha replicado en rueda de prensa al ministro de Exteriores, que "lo que tiene consecuencias catastróficas" para Cataluña es que no haya ningún cambio en el modelo de relación con el resto de España. Homs le ha instado a adoptar otro tono ante las demandas catalanas: "Si tienen ganas de persuadir a la sociedad catalana, que hagan propuestas. Con amenazas no se va a ningún sitio".

más información
  • Margallo aviva el debate catalán: “La independencia es una vía sin salida”
  • Margallo admite el “éxito” de la Diada y dice que hay que “escuchar a la calle”
  • Tardá regala a Margallo una camiseta independentista en el debate del Peñón
  • “El separatismo rompe la convivencia”
  • García-Margallo dice que muchos países de la UE vetarían a Cataluña

Margallo ha opinado que sería un grave error que Cataluña se separara de España, lo que podría tener consecuencias "catastróficas" para su economía. "Ofrecer una consulta no es viable y por no viable produciría consecuencias catastróficas en términos económicos, por eso no tengo nada más que hablar", ha subrayado en diversas ocasiones García-Margallo, que ha apuntado también: "Esto no es un amenaza, es una advertencia, que si usted se tira sin paracaídas... salvo milagro hay serios riesgos de estrellarse".

Ya en tono de broma y ante la insistencia de algunas preguntas, el ministro de Asuntos Exteriores ha abundado: "El ofrecer una consulta que no es viable, y por no viable produciría consecuencias catastróficas en términos económicos, no es una opción razonable. Por eso yo no tengo nada más que hablar. Usted me dice que me invita a café, vale, yo le invito, pero si usted me dice que además se lleva a mi mujer... hombre por lo menos tendremos que hablarlo...".

El ministro de Asuntos Exteriores ha emplazado al Gobierno de Cataluña a "discutir de lo que es viable, de lo que es posible", y se ha mostrado "absolutamente convencido de que a Cataluña le ha ido bien y le puede ir mejor" dentro de España. Más aún cuando se empiezan a sentir los efectos de la recuperación y se está produciendo "un cambio de modelo", ha expresado el ministro de Exteriores.

En cuanto al debate sobre una reforma de la Constitución, en la que los socialistas plantean que sea de tipo federal, García-Margallo ha recordado que fue diputado "constituyente" de la actual Carta Magna y, así, ha apuntado: "No me preocuparía plantear el tema de un cambio de Constitución".

Por su parte, Homs ha contrastado el tono propositivo de Margallo ante las demandas soberanistas catalanas hace dos años con el actual: "Antes hacía propuestas y, en cambio, ahora basa su discurso en amenazas", tono que considera impropio del siglo XXI. El portavoz de la Generalitat ha añadido que en la actualidad "la gente se siente segura, libre y no tiene miedo a las amenazas de un ministro o a sus visiones catastróficas o apocalípticas" sobre la independencia.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon