Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Mario Kart regresa en alta definición y sin gravedad

La Vanguardia La Vanguardia 30/05/2014 Albert García

A pesar de que han pasado más de veinte años desde que Nintendo sorprendiera a los jugadores con un título de carreras protagonizado por Super Mario, aquella fórmula sigue hoy tan vigente como entonces. Este viernes llega a las tiendas de todo el mundo Mario Kart 8 para Wii U, un octava entrega que supone el salto de la franquicia a la alta definición y que incorpora por primera vez circuitos antigravedad.

Para los jugadores supone una nueva oportunidad de volver a reunirse con los amigos y echarse unas partidas al Mario Kart; para el gigante nipón del videojuego se trata lanzamiento más importante que este año recibirá su consola de sobremesa Wii U, una máquina que está teniendo muy malas ventas y que espera que Mario Kart 8 ayude a remontar la situación. Sin ir más lejos, con 35 millones de unidades vendidas, su predecesor para la Wii original es el tercer juego más vendido de todos los tiempos.

La de Mario Kart es una fórmula que no necesita presentación entre aquellos que alguna vez han tenido la oportunidad de jugar a alguna de sus entregas. De hecho, la propia saga ha dado lugar a un género en sí mismo, el de esos alocados juegos carreras protagonizados por personajes de videojuego en los que tan importante es la pericia del jugador al volante como el componente aleatorio de los objetos y los trampas que los rivales pueden lanzarse entre sí —como en la conocida serie de dibujos animados los Autos Locos.

El componente social y las partidas entre para varios jugadores son otro elemento característico de la saga. En Mario Kart 8 vuelve a estar disponible la posibilidad de que hasta cuatro personas compitan en una misma carrera mediante la clásica pantalla partida, pero donde pone especial énfasis esta octava entrega es en las opciones online, donde el jugador puede correr con jugadores de todo el mundo, organizar torneos entre amigos o incluso compartir sus mejores momentos en el juego.

Más allá de los retoques para adaptar el juego los tiempos actuales, como el lavado de cara a nivel visual o los nuevos modos online, los llamados circuitos antigravedad son la novedad más aparente del título que hoy llega a las tiendas. Se trata de un añadido similar a lo que significaron los tramos acuáticos o de planeo en su predecesor para la portátil 3DS. Estas secciones gravitacionales dan lugar a los circuitos más retorcidos que se hayan visto en toda la saga; cada uno de los 32 disponibles es un derroche de imaginación, atajos y pequeños detalles que lucen de manera espectacular con los nuevos gráficos en alta definición.

La prensa especializada ha coincidido en alabar esta nueva entrega de Mario Kart como una de las mejores hasta la fecha. Quizá los únicos puntos negativos son que no acabe de sacar provecho del mando con pantalla táctil de Wii U y que el popular "Modo Batalla" no haya acabado estando tan bien resuelto como en anteriores entregas. De todas maneras, se trata de dos detalles muy pequeñas frente a las muchas virtudes de un juego que sabe conectar con todo tipo de jugadores y que ofrece diversión sin tapujos, tanto para aquellos que lleguen a la saga por primera vez, como para aquellos veteranos que llevan más de veinte años dejando pelas de plátano y otras trampas en medio de la pista.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de La Vanguardia

image beaconimage beaconimage beacon