Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

"Me han plagiado el negocio": acusan a un inversor de sabotear a una 'startup' española

El Confidencial El Confidencial 17/10/2016 C. Otto

En el mundo de las 'startups' y el emprendimiento digital hay una frase recurrente: "La idea no sirve de nada, lo que vale es la ejecución". Sin embargo, a veces los conceptos de idea y ejecución se tornan difusos. Y aunque en los negocios digitales sea habitual implementar funcionalidades de la competencia sin que haya demasiado problema en ello, a veces los emprendedores afectados acaban quejándose de plagio. Y más aún si, entre medias, alguien puede acceder a datos clave que han dado lugar a esa idea inicial.

Algo así es lo que le ha pasado a la emprendedora española Miriam Lao, cofundadora de la 'app' Ingenius. Lao acusa al inversor y emprendedor Sacha Fuentes no solo de plagiarle su negocio con Memeo, sino que va más allá: asegura que Toubkal Partners, el fondo de inversión del que es socio Fuentes, habría mostrado un aparente interés de inversión en Ingenius... para 'robarle' al completo la idea de la aplicación.

La emprendedora: "Me plagiaron la 'app"

La prehistoria de este asunto arranca en septiembre de 2015, cuando Miriam Lao y Sergi Vintró comienzan a dar forma a su idea: "Nos tomamos nuestro tiempo en dibujar a papel cómo queríamos que fuese y les pedimos a unos antiguos amigos de la universidad que nos la desarrollaran. La 'app' estuvo lista para test en diciembre de 2015 y salió al mercado el 14 de febrero de 2016", explica Lao a Teknautas.

El conflicto empieza en un evento de Wayra, la aceleradora de Telefónica en la que participa Ingenius: "Juan Margenat, uno de los miembros de Toubkal, se interesó por Ingenius: estuvimos hablando con él esa misma noche, nos manifestó su interés por conocer más a fondo el proyecto y al día siguiente nos mandó un correo diciendo que nos invitaba al comité de Toubkal [así lo pone en el asunto del correo electrónico] para presentar Ingenius a sus compañeros y valorar la posibilidad de invertir", asegura.

Miriam Lao, cofundadora de Ingenius. © Proporcionado por El Confidencial Miriam Lao, cofundadora de Ingenius.

Tras la presentación de la idea (de una hora de duración según Lao, de 10 minutos según Sacha Fuentes), el contacto se intensifica: "Juan Margenat nos escribe y nos dice que quiere profundizar en el proyecto y que nos va a hacer un seguimiento de métricas David Baratech, otro de los miembros de Toubkal, así que nos dice que necesitarían acceso a las métricas y analíticas".

La respuesta de Lao es positiva: "Ellos son personas conocidas dentro del ecosistema, mentores de una gran aceleradora y conocidos en un evento de Wayra, así que en principio no tengo motivos para desconfiar (error mio, no firmar un NDA). Yo misma les doy acceso a métricas, analíticas y al servidor, pues dentro del servidor están toda clase de datos: usuarios activos diarios, semanales, mensuales, número de interacciones, sesiones... en definitiva, toda la información de cómo iba Ingenius".

Teknautas ha tenido acceso a dichos correos, que no serán publicados, al tratarse de un asunto que será judicializado. En ellos, hemos podido comprobar cómo, efectivamente, Miriam Lao escribe a Juan Margenat y David Baratech (cuya versión aparece más abajo en este reportaje), socios de Sacha Fuentes, y les da acceso a sus métricas y servidor en Parse, la plataforma usada por Ingenius.

La desagradable sorpresa llegó el pasado 12 de octubre: "Trasteando por las 'app stores' (siempre miramos, por si sale algo similar), descubrimos Memeo y, al descargarla, vimos que era igual que la nuestra. Miré quién era el administrador de la empresa desarrolladora, Qiuandei SL, y vi que era Sacha Fuentes. Ahí lo entendí todo", se lamenta.

Sacha Fuentes, administrador único de Qiuandei SL. © Proporcionado por El Confidencial Sacha Fuentes, administrador único de Qiuandei SL.

La emprendedora asegura que, aunque Sacha Fuentes es socio de Toubkal y participó en la reunión con Toubkal, no está presente en el hilo de 'emails', pero le sorprende de forma negativa su proceder: "Si ya tenia pensado hacer una 'app' igual que la mía, no entiendo por qué en ese momento [el de la reunión] no comunicó formalmente sus planes. Me consta que varios de los socios del fondo, incluido el propio Sacha, han accedido a nuestros datos; datos que en ese momento ya demostraban que Ingenius despertaba interés entre la gente".

Para ella, la copia es evidente: "Hemos analizado página por página y hemos visto que nos copia a nosotros y a alguna otra 'app'. Como se puede ver, la suya es muy parecida a Ingenius, hasta el icono de la lupa está en el mismo sitio. Usa el mismo concepto donde los usuarios pueden subir contenido divertido, este se puede valorar por los demás usuarios (en nuestro caso con aplausos, en el suyo con votos), un 'ranking' de 'memes' mas votados, los usuarios pueden tener un perfil con seguidores y seguidos como nosotros, la foto de portada es la de perfil difuminada como en nuestro perfil, casi el mismo logo... Juzgad vosotros mismos".

Bellatips versus Ingenius. © Proporcionado por El Confidencial Bellatips versus Ingenius.

Demasiada casualidad, asegura la emprendedora: "Hay 46 millones de personas en España y él, fundador de Memeo, es el único que tenía acceso a nuestras métricas, pues no le hemos dado acceso a ningún inversor más. Podría haber copiado la 'app' alguna otra persona, pero es mucha casualidad que el que lo haya hecho sea alguien que ha tenido acceso a la mía hasta hace dos días".

"Toubkal ocultó los planes de Fuentes"

Miriam Lao lo tiene claro: "Desconozco los intereses finales de Toubkal, pero está claro que ocultaron deliberadamente durante todo el proceso que uno de sus socios o tenía planes de sacar una 'app' igual que Ingenius o lo acabó de decidir al ver el resultado de la nuestra. Yo me quedo con que, ocultando sus planes de hacer un programa de humor, nos pidieron acceso a métricas de negocio y dos meses más tarde se lanzó una 'app' demasiado parecida".

El cabreo por su parte es evidente: "Es mi primera experiencia como emprendedora, arriesgando mis propios recursos, pero está claro que no es el comportamiento que podía esperar de alguien que apoye a los emprendedores".

Esta situación, asegura, tendrá consecuencias: "Mis abogados están preparando varias acciones legales, contra Sacha Fuentes y contra Toubkal Partners".

Memeo versus Ingenius. © Proporcionado por El Confidencial Memeo versus Ingenius.

El inversor: "No hay plagio, como mucho un error"

El inversor acusado por Lao, Sacha Fuentes, desmiente a Teknautas que haya copiado a la emprendedora: "No hemos plagiado a Ingenius, hemos lanzado una comunidad vertical que coincide en temática con la suya".

Como mucho, Fuentes asegura que puede haber cometido "un error al no haber dejado claro desde el primer momento a Lao que iba a lanzar un vertical similar" y un "malentendido por falta de comunicación", pero desmiente haber plagiado a nadie.

Sacha Fuentes defiende la autenticidad de su idea: "Bellatips [proyecto matriz de Memeo] surge en agosto de 2015, cuando decidimos crear una comunidad móvil. Empezamos a investigar y conocimos Amino, el proyecto americano que tiene en ese momento algo más de 80 comunidades verticales, por lo que decidimos no centrar Bellatips solo en moda y belleza, sino preparar la plataforma para poder lanzar todos los verticales que queramos. Tras lanzar Bellatips en enero de 2016, nos planteamos lanzar cinco verticales más durante 2016: gastronomía, bebés, humor, mascotas y decoración".

Fuentes corrobora la versión de Lao en la que asegura que un socio de Toubkal invitó a la emprendedora a presentar su proyecto: "La conocí el 6 de julio de 2016, cuando tuvimos el comité de Toubkal en el que presentó la 'app". Sin embargo, asegura, en aquella época él ya estaba preparando su vertical sobre humor: "Así lo comuniqué verbalmente al resto de socios de Toubkal nada más acabar la reunión". Es decir, según su versión, se inhibió de la evaluación de Ingenius y pidió a sus socios no recibir ningún tipo de información privada acerca del proyecto de Miriam Lao.

Miriam Lao. © Proporcionado por El Confidencial Miriam Lao.

Sacha Fuentes niega además haber accedido a las métricas de Ingenius: "Mi postura con el resto de socios de Toubkal fue que, como iba a lanzar lo mismo, no tenía problema en que, si alguien quería mirar o invertir en el proyecto, lo hiciera, pero que se me mantuviera a mí al margen de todas las comunicaciones, reuniones o información, y así lo hicieron. Ni siquiera sé quién siguió el tema o quién tenía acceso a algún tipo de información", asegura.

En este punto, el inversor cree que cometió dos errores: "No haberle dejado claro a ella desde el primer momento que yo iba a lanzar un vertical similar y haber dado por sentado que, al comunicarlo a los socios de Toubkal, el asunto quedaba zanjado", reconoce.

En cualquier caso, niega la mayor: "No hemos plagiado a Ingenius. Nadie me ha pasado ni yo he tenido acceso a sus métricas ni a sus servidores. Tampoco creo que hayamos copiado a Amino, sino que nos inspiramos en ella para lanzar un producto similar adaptado al mercado español. No se de dónde sacó ella la inspiración, aunque en el mercado americano hace tiempo que existen 'apps' prácticamente idénticas, como 9gag o Cliqbit", asegura. 

Sacha Fuentes también lo tiene claro: "La idea de Ingenius no es original, y el diseño de Memeo es el mismo que el de Bellatips (y el de Gastrotips y Babytips), lanzada en enero de 2016, igual que las funcionalidades, pues todas comparten la misma plataforma".

Bellatips versus Memeo (ambas propiedad de Sacha Fuentes). © Proporcionado por El Confidencial Bellatips versus Memeo (ambas propiedad de Sacha Fuentes).

Baratech: "Nunca miré sus métricas"

En Teknautas también hemos hablado con David Baratech, socio de Toubkal y la persona a la que Miriam Lao dio acceso a sus métricas para evaluar la posible inversión en Ingenius.

Baratech asegura que miró las métricas: "Sí, lo hice solo una vez, tras esa primera conversación que tuvimos, y pude comprobar que, tal y como el equipo de Ingenius nos dijo, la implementación de la analítica era muy pobre y que estaban en una fase muy incipiente", asegura (ver 'email' debajo):

'Email' de David Baratech a Miriam Lao. (Fuente: David Baratech) © Proporcionado por El Confidencial 'Email' de David Baratech a Miriam Lao. (Fuente: David Baratech)

Miriam,Ya veo que los datos son muy incipientes. Igualmente rascaremos a ver si podemos ver datos relevantes.¡Gracias!David

Sobre la posibilidad de haber consultado parte del código empleado por Ingenius, Baratech se muestra escueto, pero tajante: "No, nunca, jamas. Interés nulo".

Seedrocket: "No tenemos nada que ver"

Esta polémica también ha pillado de rebote a Seedrocket, una de las aceleradoras de 'startups' más exitosas de España, que en la primera denuncia pública de Miriam Lao se vio salpicada de manera colateral, ya que todos los socios del fondo Toubkal Partners son mentores de su aceleradora.

Seedrocket niega a Teknautas tener algo que ver con este asunto: Vicente Arias, uno de sus fundadores, asegura que "Seedrocket nunca ha tenido ningún tipo de relación con Ingenius".

Arias también niega cualquier tipo de relación oficial ni mercantil con Toukbal Partners: "No hay ninguna relación, ni accionarial ni nada. Sí es cierto que hay mentores nuestros vinculados a Toubkal, pero también son mentores de otras aceleradoras. Yo, por ejemplo, no tengo ningún tipo de relación empresarial con Toubkal", asegura.

Según sus palabras, "Toubkal no es el fondo de Seedrocket, en Seedrocket los mentores invierten a título personal". Además, "Toubkal invierte en todo tipo de proyectos, provengan o no de Seedrocket, y comparte inversiones con otras aceleradoras como Denium Startups, Startupbootcamp, etc".

La aceleradora ha querido apartarse de este asunto, con el que asegura no tener nada que ver, y ha dejado clara su postura en un comunicado reciente: "Si cualquier emprendedor se siente perjudicado por el comportamiento de algún miembro de Seedrocket, está en su derecho de quejarse y el mentor implicado está en su derecho de explicar su versión de los hechos. El resto de nosotros somos libres de formar nuestra propia opinión y actuar de manera consecuente".

La propia Miriam Lao también aclara este hecho a Teknautas: "Todos los miembros de Toubkal son mentores de esa aceleradora, de ahí la controversia y los malos entendidos. Lamento que Seedrocket se vea afectada por este desagradable incidente, entiendo que hay un daño colateral y lo lamento. Seedrocket no tiene nada que ver y no tenemos nada en contra de ellos", asegura.

Abogado: "Es complicado estimar un plagio"

Para intentar arrojar un poco de luz en este asunto, en Teknautas hemos hablado con el abogado David Maeztu, especialista en derecho de internet y socio de Abanlex. Maeztu observa un terreno complicado: "El plagio es un concepto que en estos ámbitos es complejo de apreciar. Plagiar supone atribuirse la obra de otro: si hubiese un uso del código fuente directo, es decir, un copia-pega, pudiera ser, pero en temas de diseño visual (sin saber cómo es el código) es muy complicado de apreciar", asegura.

Además, “incluso el plagio no se reconoce si dos personas llegan de manera separada a la misma expresión. Si dos personas hacen el mismo tuit sobre un tema de actualidad y a las dos se les ocurrió al mismo tiempo, por ejemplo, no sería plagio”. Por tanto, “que algo se parezca a algo no implica un plagio. Y en el diseño de ‘apps’, en el que además se siguen tendencias en colores, líneas, etc., es muy difícil apreciarlo salvo que, efectivamente, la apariencia resulte del uso del mismo código”.

Así pues, y siempre según su visión, "si no se hubiera usado el código escrito por otro, si cada uno hubiese hecho el suyo propio, no habría plagio".

El equipo de Ingenius. © Proporcionado por El Confidencial El equipo de Ingenius.

¿Una posible competencia desleal?

Sin embargo, según Maeztu, el conflicto podría tener alguna otra arista al margen del posible plagio: "Si, como dice la emprendedora, ha habido acceso a métricas o estadísticas, servidores, etc., y esa información se ha usado para el diseño de la otra 'app', podría darse un caso de competencia desleal o incluso un delito, según el artículo 278 del Código Penal: 'El que, para descubrir un secreto de empresa, se apoderare por cualquier medio de datos, documentos escritos o electrónicos, soportes informáticos u otros objetos que se refieran al mismo, o empleare alguno de los medios o instrumentos señalados en el apartado 1 del artículo 197, será castigado con la pena de prisión de dos a cuatro años y multa de 12 a 24 meses".

"Hay sentencias que consideran esa información como secreto de empresa", explica Maeztu: "El delito no requiere un medio específico, basta con que se apodere de ellos con el fin de descubrirlo para su uso, por ejemplo".

Por otro lado, "si, como dice el inversor, no se ha usado ninguna información, no pasaría nada". Sea como fuere, parece que la batalla no va a acabar aquí. Miriam Lao asegura a Teknautas que interpondrá una querella contra Sacha Fuentes y Toubkal Partners. La decisión final, por tanto, dependerá de un juez.

Miriam Lao es la cofundadora y CEO de la 'app' Ingenius. © Externa Miriam Lao es la cofundadora y CEO de la 'app' Ingenius.
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon