Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Medio centenar de personas ocupan la sede del Departamento de Salud

EL PAÍS EL PAÍS 23/05/2014 Jessica Mouzo Quintáns

Decenas de personas han ocupado esta mañana la sede del departamento de Salud en Barcelona como acto de protesta para reivindicar la sanidad pública y denunciar los recortes presupuestarios que se han ejecutado en materia de salud en Cataluña. Con pancartas en contra de la privatización sanitaria y al grito de "Sí se puede", los manifestantes tomaron la recepción del departamento y exigieron la dimisión del consejero de salud, Boi Ruiz, si no se compromete a defender "que la sanidad sea 100% pública, universal, de calidad y gestionada públicamente de manera transparente".

Convocados por la Federación de Asociaciones de Vecinos de Barcelona (FAVB) y asociaciones de enfermos crónicos, una treintena de personas entraron a la sede del departamento de salud para hacer entrega de una carta al titular de la institución en la que le exigen que el sistema funcione al 100% de su capacidad, "sin camas, quirófanos, consultas y servicios cerrados", que el dinero público se destine a financiar exclusivamente hospitales públicos y que las listas de espera generadas por los recortes no sirvan de excusa para derivar intervenciones a centros privados. "La sanidad ha tocado fondo y puede colapsarse", denunció el presidente de la Plataforma por el Derecho a la Sanidad Pública, Pep Martí, en una rueda de prensa previa a la ocupación de la sede de Salud. 

A las 30 personas que entraron se les ha unido después medio centenar de manifestantes que aguardaban a las puertas del departamento. Ataviados con chalecos de plástico y carteles en los que podían leerse "la sanidad no es un negocio", la comitiva ha tomado la sede de la institución durante más de dos horas a la espera de que el consejero de Salud los recibiese. Entre la multitud, miembros del colectivo de los 'Iaioflautas' también han apoyado la protesta. 

Los manifestantes han advertido de que "se habla de nuevos recortes antes de fin de año de alrededor de 120 millones de euros" y han recordado, además, que el presupuesto del departamento de Salud se ha reducido un 16% en tres años. "En 2011, Salud tenía un presupuesto de 9.874 millones de euros y en 2013 tiene uno de 8.289 millones, es decir, 1.585 millones menos", han explicado los portavoces de la protesta. También han denunciado que mientras se recortan los presupuestos de los hospitales públicos, "a los centros concertados privados con afán de lucro se les ha aumentado el concierto de 71,1 millones a 127 millones".

"Las reivindicaciones no han llegado a ningún puerto. Hay que pasar a la acción y luchar para que no desmantelen una sanidad que era rentable", ha señalado el presidente de la FAVB, Lluís Rabell. Las entidades han acordado buscar la colaboración de profesionales y trabajadores del ámbito sanitario, así como el apoyo de otros agente sociales, para combatir los recortes que ahogan la sanidad catalana.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon