Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Medvédev viaja a Crimea

EL PAÍS EL PAÍS 25/05/2014 Pilar Bonet

El Ministerio de Exteriores de Ucrania expresó una resuelta protesta por la visita del jefe del Gobierno de Rusia, Dmitri Medvédev, a Crimea coincidiendo con la jornada electoral del domingo. Este es el segundo viaje de Medvédev a la península desde que Rusia se anexionara ese territorio ucranio. La visita del jefe del Gobierno ruso es una "provocación consciente" y supone una infracción de la ley ucrania, las normas del derecho internacional y las resoluciones de la Asamblea General de la ONU, así como del Tratado de Amistad y Cooperación entre Ucrania y Rusia de 1997, señala el ministerio ucranio.

La visita de Medvédev está dirigida a desestabilizar la situación en Ucrania y contradice a Vladímir Putin, cuando este dijo estar interesado en que las elecciones presidenciales transcurrieran de forma tranquila, afirma el comunicado, que insta a Moscú a dejar de prestar ayuda a los "grupos extremistas y terroristas" que, desde el territorio de Rusia, penetran en las regiones orientales para impedir, por medio de las armas y la violencia, que la población ejerza su derecho a votar.

Mientras tanto, decenas de tártaros residentes en la península viajaron a primera hora del domingo a la provincia de Hersón, situada al norte de Crimea, para emitir su voto como ciudadanos de Ucrania en un colegio electoral en la localidad de Nova Aleseievka. Los tártaros salieron en columna de coches organizada desde el Medzhlis (órgano de autogobierno de su comunidad) en Simféropol y fueron cálidamente recibidos en Hersón. "Pasaron horas de cola en los controles a la salida de Crimea, pero ejercieron su derecho", manifestaban fuentes tártaras por teléfono.

En la península se están produciendo problemas de abastecimiento alimenticio, ya que las mercancías rusas no alcanzan a cubrir el déficit producido por la interrupción de los suministros de Ucrania, señalaron las fuentes. Según dijeron, hay problemas de distribución de lácteos y carne y los precios de estos productos se han disparado. Con objeto de asegurar el abastecimiento, el Ministerio de Agricultura de Crimea ha prohibido a partir del lunes que se saquen de la península productos alimenticios de producción local, incluidos cereales, frutas y verduras.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon