Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Meitu V4S, el móvil que dispara el egocentrismo entre las jóvenes chinas

El Confidencial El Confidencial 11/08/2016 Zigor Aldama. Shanghái

Es difícil conseguir un Meitu V4S. De hecho, fuentes de la propia empresa reconocen que la fabricación no da abasto para responder a la enorme demanda que les ha pillado de improviso. Aunque no proporcionan datos sobre ventas, la proliferación de los móviles de Meitu en China es apabullante. Eso sí, el perfil de quienes lo usan está muy bien definido: chicas jóvenes urbanas de clase media-alta. Hasta cierto punto se las puede calificar de pijas, y, de forma muy acertada, la empresa ha elegido a la modelo y actriz que mejor las representa, Angelababy, como imagen del móvil.

En cualquier caso, teniendo en cuenta que el V4S se está convirtiendo en el equivalente a un móvil de culto capaz de imponerse a los buques insignia de grandes marcas en la elección de muchas usuarias, en Teknautas hemos conseguido que la marca china nos preste un terminal para tratar de entender qué se esconde detrás del inesperado éxito que tiene entre las jóvenes chinas.

El primer elemento salta a la vista: su diseño es diferente, destaca, y está muy cuidado. Es una especie de rombo alargado en cuyo marco se ha utilizado metal y cuya tapa trasera está recubierta de piel real o sintética, dependiendo de la versión del aparato. Existe un parecido razonable con algunos de los terminales de Vertu, y parece innegable que Meitu quiere conferir a sus productos un halo de exclusividad similar al de la marca británica fundada por Nokia en 1998. No obstante, los colores del V4S son los típicos asociados con la mujer: marfiles, rosas, y suaves turquesas. Así, el terminal resulta un poco ñoño, pero también ligero y sólido, algo lógico teniendo en cuenta que no es barato: entre 3.499 y 4.399 yuanes (de 475 a 600 euros).

La cámara frontal, su gran atractivo

Sin embargo, su verdadero atractivo no está en el exterior sino en uno de los elementos de su ‘hardware’: la cámara frontal. Meitu ha decidido incorporar la de mayor definición del mundo, con un sensor de 21 megapíxeles. Además, al lado de la lente de seis elementos con una luminosidad f 2.2, una extraña bola llama la atención: es el flash inteligente que permite tomar los 'selfies' con más detalle del mercado. Vamos, que el V4S está especialmente diseñado para hacer crecer el ego de sus usuarias. Y les proporciona un espacio generoso para guardarlo, porque tiene 128 GB de almacenamiento interno.

© Proporcionado por El Confidencial

El resto de las especificaciones técnicas del terminal no sorprenden: monta un chip ‘octacore’ Mediatek Helio X10, 3 GB de memoria RAM, una pantalla AMOLED de 5 pulgadas con resolución FHD, y una batería de 2.650 mAh. que se puede quedar un poco corta si se abusa de la fotografía. Curiosamente, la cámara posterior también funciona con un sensor de 21 megapíxeles que ha proporcionado mejores resultados en las pruebas que hemos realizado.

Una vez encendido, el móvil sorprende por la abundancia de aplicaciones preinstaladas. Pero tiene sentido. Al fin y al cabo, Meitu nació como una 'app' de retoque fotográfico al estilo de Picasa. Pronto se dio cuenta de que la mayoría la utilizaba para mejorar su aspecto físico, así que comenzó a centrarse en los 'selfies'. Y, de esta forma, se ha convertido en la aplicación más popular de China. Fue la que introdujo el concepto ‘beautify’ -algo así como embellécete-, que se puede traducir también como ‘blanquea tu piel, haz tus ojos más grandes y tu mentón más estrecho’. Tiene cientos de millones de usuarios activos, y está valorada en unos 3.000 millones de euros.

De las 'apps' a los móviles

© Proporcionado por El Confidencial

Meitu tuvo tanto éxito que ha continuado lanzando nuevas apps especializadas y hace unos años decidió lanzarse al mercado de los móviles. Después de un par de modelos que pasaron sin pena ni gloria, con el V4S y el M6 ha logrado lo que buscaba. Y, como no podía ser de otra forma, su sistema operativo MEIOS 3.0 -basado todavía en Android 5.1- viene con un montón de aplicaciones fotográficas de serie. Con ellas, las usuarias se pueden hacer la cirugía estética sin acercarse a un bisturí, pueden aparentar lo que no son en la aplicación de retransmisiones en directo Meipai, y pueden divertirse añadiendo mil millones de efectos divertidos a sus rostros.

“Yo tengo un iPhone 6S y no estoy contenta con la cámara de los 'selfies' que tiene. Por eso decidí comprarme un Meitu y llevo los dos en el bolso”, comenta una usuaria que sólo quiere dar su apellido, Wang. “En realidad, creo que, más que un móvil, el V4S es una cámara con capacidad para retocar las fotos y subirlas a cualquier red social. Creo que nunca he mantenido una conversación con el Meitu, pero los ‘selfies’ quedan magníficos. Eso sí, como teléfono prefiero el de Apple.”, sentencia.

No es difícil entender por qué. MEIOS peca de simple. Es un sistema operativo muy sencillo, un hecho que se puede considerar un plus como en el caso de iOS, pero permite una personalización muy escasa. Carece de la sofisticación que han alcanzado competidores como Xiaomi con MIUI, Meizu con Flyme, u OPPO con ColorOS. “No incluye ninguna función especial pero funciona correctamente. Me parece suficiente”, comenta Wang.

El 'selfie' como apuesta diferenciadora

Así, el V4S se ha convertido en una constante en los actos de la alta sociedad: desde desfiles de moda, hasta cócteles y recepciones oficiales. De momento sólo se puede adquirir en China, así que los adictos al 'selfie' en otros lugares del mundo tendrán que conformarse con los terminales que está lanzando otra de las marcas que ha visto un negocio en nuestro creciente egocentrismo: OPPO.

© Proporcionado por El Confidencial

La empresa de Shenzhen siempre se ha caracterizado por montar buenas cámaras, pero el F1Plus sorprende porque cuenta con una para los selfis de 16 megapíxeles y otra principal con tres megas menos de resolución. El resultado comercial ha sido tan bueno que la semana pasada OPPO lanzó otro modelo, el F1S, que copia el concepto pero lo lleva a la gama media y se centra en India.

Se trata de una versión más económica del Plus que reduce costos en la calidad de los materiales y en otras especificaciones, como los gigas de RAM o la resolución de la pantalla, pero mantiene esa cámara frontal que tanto llama la atención y que, aparentemente, el público agradece más que un procesador potente. Sin duda, no exagera la marca cuando se vende como ‘selfie expert’. Pero tiene un contrincante al que nadie puede vencer: Meitu.

(Fotos: Zigor Aldama) © Externa (Fotos: Zigor Aldama)
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon