Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Meizu lanza el M3 Max, un 'phablet' de 230 euros que planta cara a Xiaomi

El Confidencial El Confidencial 05/09/2016 Zigor Aldama. Shanghái

La guerra china de los ‘phablets’ se recrudeció ayer un poco más. Meizu decidió plantar cara a Xiaomi y lanzó en Pekín el último terminal de la familia M3, el M3 Max. Se trata de un ‘smartphone’ que toma prestada la estética y muchas de las especificaciones de sus hermanos menores: cuerpo metálico con la cámara en el centro de la parte superior, 3 GB de memoria RAM, almacenamiento interno de 64 GB, una cámara Sony de 13 megapíxeles, y su característico botón mTouch, que aglutina las tres funciones típicas de los dispositivos Android -el M3 Max funciona con Flyme, basado en la sexta versión del sistema operativo de Google- y que acaba de ganar en los tribunales chinos un litigio con Qualcomm por la patente del sistema.

En lo que difiere con el Max de Xiaomi es en el principal elemento diferenciador: la pantalla. La marca que dirige Lei Jun consideró hace unos meses que el máximo admisible por los usuarios está en 6,44 pulgadas, pero Meizu ayer rebajó esa cifra hasta las seis pulgadas, un tamaño que consideran “ideal tanto para el trabajo como para los juegos”.

El vicepresidente Li Nan describió su último modelo también como “un móvil de negocios para la gente joven”. El entregado público, eminentemente veinteañero, estuvo de acuerdo con él en que los grandes ‘phablets’ tienen mercado, sobre todo en Asia. No en vano, muchos analistas consideran que si Apple lanzó el modelo Plus fue precisamente por la demanda oriental de pantallas inabarcables con una mano, y actualmente un aparato de 5 pulgadas ya es considerado pequeño.

Entre las novedades que Meizu introduce en el M3 Max se encuentra un nuevo modo de multitarea, que permite superponer dos aplicaciones a la vez, un módem que alcanza velocidades de hasta 300 Mbps, y una SIM virtual que copia el sistema de Xiaomi y que permitirá a los usuarios de Meizu viajar por 60 países sin necesidad de adquirir un número local para utilizar datos de internet sin incurrir en gastos de 'roaming'. Aunque las tarifas diferirán según el destino, para el Festival de Otoño la compañía ha lanzado una oferta de 9,9 yuanes (1,35 euros) por cada día de uso en todo el mundo. Desafortunadamente, esta función no parece que vaya a estar disponible para la versión internacional de los aparatos.

Batería, cámara y precio

El M3 Max también mejora notablemente la autonomía del resto de sus hermanos. Incorpora una batería de 4.100 mAh que se carga en un 45% en media hora. Según Li, esta carga rápida es hasta 2,4 veces más veloz que la de su principal competidor. Claro que el Max de Xiaomi tiene una capacidad mayor, de 4.850 mAh. En ambos casos la resolución de la pantalla es FHD, así que, teniendo en cuenta el tamaño sensiblemente más reducido del Meizu, todo apunta a que la calidad de la imagen será algo mejor en el M3 Max que en el Mi Max, pero el consumo de batería no diferirá en exceso.

Y en el rendimiento de la cámara la batalla estará también muy igualada. En la prueba que Teknautas hizo al móvil de Xiaomi, las fotografías no destacaban a pesar de su sensor de 16 megapíxeles, pero el objetivo que monta el Mi Max es algo más luminoso -f 2.0- que el del nuevo Meizu -f. 2.2-. En ambos aparatos, el sensor de la cámara ‘selfi’ es de 5 megapíxeles, así que la diferencia en el resultado la marcará sobre todo el ‘software’ que las controle y que procese las imágenes. Donde sí parece que Meizu saldrá vencedora es en la calidad de los materiales con los que está fabricado, ya que el M3 Max es ‘unibody’ y el Mi Max no.

Finalmente, como no podía ser de otra forma entre marcas chinas, el frente más encarnizado es el del precio. El M3 Max cuesta 1.699 yuanes en China (230 euros al cambio que en España serán cerca de 300 por los impuestos), mientras que Xiaomi ha rebajado el precio del Max a 1.299 yuanes (175 euros) en la versión más básica con 3 GB de RAM y 32 GB de memoria interna y a 1.799 yuanes (245 euros) en el caso de la que monta 4GB de RAM y 128 GB de almacenamiento interno. En España esa última cuesta 320 euros.

El M3 Max se suma al M3, el M3 Note, y el M3S para completar la familia más numerosa que Meizu haya creado jamás. No en vano, la marca con base en Zhuhai se ha sumergido en un frenético ritmo de lanzamientos que la ha convertido en una de las marcas chinas más vendidas. En el último mes ha lanzado el Meilan E, que incluye una edición especial de Star Wars, y la serie U, que rompe con la estética de la marca y cambia el cuerpo metálico por uno de cristal con efecto 2.5D.

© Proporcionado por El Confidencial

No obstante, aunque esta impresionante ampliación del catálogo sin duda ha facilitado un aumento de las ventas, también puede resultar contraproducente. Porque Meizu ha lanzado al mercado muchos modelos que tienen pocas diferencias entre sí y que incluso se solapan. Entre el M1 Note y el M2 Note apenas pasaron tres meses, y muchas de las características del M3S y el M3 Note pueden competir tranquilamente con las del buque insignia PRO 6.

Y aunque ese último es un gran ‘smartphone’, ya se rumorea que el mes que viene será eclipsado por su sustituto, el PRO 7. Preguntado por TEKNAUTAS hace unos meses, el propio Li afirmó que esta velocidad responde a la del mercado. “En este sector las exigencias de los usuarios cambian en cuestión de meses, y hay que actualizar los terminales para evitar que queden obsoletos. Un año ya es mucho tiempo”. 

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon