Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Merkel hace responsable a Rusia por pérdida de confianza

dw.com dw.com 07/07/2016
© 2016 DW.COM, Deutsche Welle

La canciller de Alemania defendió el envío de más tropas de la OTAN a Polonia, Lituania, Letonia y Estonia, pero subrayó la necesidad de dialogar con Moscú.

Durante su declaración de Gobierno en el Parlamento alemán (Bundestag) previa a la cumbre de la OTAN que se celebrará estos viernes y sábado en Varsovia, la canciller de Alemania, Angela Merkel, defendió este jueves (07.07.2016) los planes de la OTAN para desplegar tropas en Polonia y las repúblicas bálticas, al tiempo que acusó a Rusia de haber generado desconfianza en la alianza militar al remover las fronteras.

Asimismo, la autoridad germana destacó la necesidad de mantener abiertas las puertas al diálogo con Moscú. “La seguridad a largo plazo en Europa sólo puede lograrse con Rusia, no contra Rusia”, dijo la canciller, que se mostró convencida de que no hay contradicción entre el principio de solidaridad de la Alianza, que asume como un ataque al conjunto cualquier agresión a uno de sus miembros, y el diálogo con Rusia. Para ella son principios “inseparables”.

Merkel destacó que los socios de la OTAN en el este de Europa se sienten “profundamente inseguros” por el comportamiento de Rusia y por ello “necesitan un claro respaldo de la Alianza”. Cuando el principio básico de “invariabilidad de las fronteras” es puesto en duda por Rusia “a través de las palabras y los hechos”, entonces se produce una “pérdida de confianza”, indicó la autoridad.

Crisis de seguridad

Merkel destacó que cuando los líderes de la OTAN se encuentren en Varsovia, lo harán “en una fase en la cual la situación de seguridad ha cambiado de forma significativa en Europa”, enfatizando en las crisis que se viven en Siria, Irak y Libia. Por ello, especialmente debido a la potencial amenaza rusa, se espera que en el encuentro se dé luz verde al refuerzo militar en el este con el despliegue de 4.000 soldados en los países bálticos y Polonia, divididos en batallones con una fuerza de mil efectivos cada uno.

Para Merkel, no es suficiente poder disponer rápidamente de soldados en situaciones de crisis. La Alianza debe mostrar una presencia más fuerte en el Báltico y en Polonia. Lamentó, asimismo, que Rusia no quisiera realizar la reunión de embajadores de la OTAN y Moscú antes de la cumbre, pues allí los aliados habrían tenido ocasión de explicar las medidas que van a adoptarse y se habrían evitado “posibles malas interpretaciones”. Dicho encuentro fue fijado para el 13 de julio.

DZC (dpa, EFE, AFP)


Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Deutsche Welle

image beaconimage beaconimage beacon