Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Merkel llama a consultas a Draghi

El Mundo El Mundo 11/06/2014 ROSALÍA SÁNCHEZ

Apenas comenzaba Mario Draghi a desplegar la del BCE, el pasado jueves, se puso en marcha en la Cancillería de Berlín el mecanismo para llamarle a consultas.

La oficina de Angela Merkel cursó la invitación esa misma tarde y la mañana siguiente confirmaba la portavoz Christiane Witz que la cita había sido incluida en el primer hueco disponible de la canciller, este miércoles a las once de la mañana.

El Gobierno alemán ha preferido por ahora no comentar la revolución de los intereses negativos, escudándose en la independencia del BCE y limitándose a Witz a informar que Merkel "ha tomado nota".

El partido de la canciller, la Unión Cristianodemócrata (CDU), ha sido algo más explícito. Su portavoz en materia presupuestaria, Morbert Barthle, ha reconocido que "en general estamos... no podemos decir que estemos muy satisfechos con esas medidas. Para la economía alemana, que al contrario que muchas otras está desarrollándose de forma positiva, estas medidas no solo no eran necesarias sino que además no van nuestro sentido".

Fuentes cercanas al Ministerio de Finanzas alemán han advertido además que quizá no tenga un efecto automático la aplicación de intereses negativos con la llegada del crédito a las pymes y las familias en los países del sur de Europa, "puesto que los bancos se lo pensarán dos veces antes de prestar un dinero que no tienen seguro que van a recuperar de vuelta.

© Proporcionado por elmundo.es

Al fin y al cabo, ellos sí que tendrán que devolver el dinero que pidan al BCE". Y otra gran preocupación en Alemania es el castigo que estas medidas suponen para los ahorradores. Las Cajas alemanas han calculado ya que solamente en cuentas de ahorro y sin contar los seguros de pensiones, los alemanes perderán unos 15 millones de euros al año en intereses. Seguramente estas son las ideas que Merkel desea contrastar con Draghi.

Algunos bancos alemanes también perciben mensaje contradictorio en las medidas de Draghi. Martin Blessing, del segundo banco alemán Commerzbank, ha advertido que la entidad dejará en el depósito de seguridad del BCE tan poco dinero como sea posible para evitar los intereses negativos y ha sugerido que la consecuencia será un menor aprovisionamiento de capital, precisamente lo que lleva el BCE recomendando insistentemente durante años. A fecha de marzo de 2014, según el informe mensual del BCE, los bancos alemanes tenían depositados en el banco central 27.400 millones de euros.

Pero sobre todo está la cuestión de las atribuciones políticas de Draghi. El diario conservador alemán 'Frankfurter Allgemeine Zeitung' ha ironizado sobre la cita en un artículo titulado "Los dos políticos más importantes de la Unión Europea se citan en Berlín", en alusión a que el presidente del BCE toma decisiones más políticas que monetarias y sugiriendo una extralimitación de las competencias que le atribuye el estatuto de la institución.

En círculos financieros de Frankfurt se alude a la procedencia del italiano de las filas de Goldman-Sachs en referencia a su "creatividad" a la hora de dirigir las políticas del BCE y hay quien apunta que, paradójicamente, ya estamos de nuevo como al principio de la crisis, con una lluvia de dinero gratis y una invitación al endeudamiento.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon