Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Messi y su padre, condenados a 21 meses por fraude fiscal

dw.com dw.com 06/07/2016
© 2016 DW.COM, Deutsche Welle

El astro del Barcelona, en todo caso, no pagará con cárcel. Además, el futbolista y Jorge Horacio Messi deberán pagar una millonaria multa.

Las malas noticias se han acumulado en la agenda del futbolista argentino Lionel Messi. Este miércoles (06.07.2016) la Audiencia de Barcelona lo condenó a él y a su padre a 21 meses de prisión por tres delitos de fraude fiscal, según un comunicado emitido por el tribunal español. Además, ambos deberán pagar multas de 2 millones y 1,5 millones de euros, respectivamente.

Pese a lo señalado en la sentencia, ninguno de los dos entrará en prisión, pues en España las condenas inferiores a 24 meses por delitos no violentos normalmente no terminan con el condenado en la cárcel. El astro argentino del Barcelona y su padre estaban acusados de defraudar en 4,2 millones de euros a la Hacienda española entre el 2007 y el 2009, en un caso sobre los derechos de imagen del jugador y el supuesto uso de sociedades pantalla para ocultar dichos ingresos.

El Ministerio Público solicitó durante la vista la absolución del jugador del Barcelona al considerar que su intervención fue “puramente formal” y se limitaba a seguir las indicaciones de su padre. Sin embargo, la Abogacía del Estado, que representa a la Agencia Tributaria, solicitó 22 meses y 15 días de prisión para cada uno de ellos. La familia Messi ya depositó en su día cinco millones de euros en el juzgado y regularizó el pago de tributos acumulados.

“No sé lo que firmo”

La Fiscalía de Barcelona se querelló inicialmente contra Messi y su padre, pero tras la declaración del futbolista y de su progenitor, se decantó por exculpar al jugador. Jorge Messi asumió toda la responsabilidad en la gestión tributaria de su hijo Lionel, mientras que el futbolista aseguró que todos sus negocios y asuntos económicos los controlaba su padre y él se dedicaba a jugar al fútbol. “Confío en mi papá, no sé lo que firmo”, declaró el jugador.

El Ministerio Público sostuvo en el juicio que el mecanismo de defraudación consistió en "simular" la cesión de los derechos de imagen del jugador “a sociedades puramente nominales radicadas en paraísos fiscales”, como Belice o Uruguay, y “complementariamente” formalizar contratos entre esas mismas empresas u otras domiciliadas también en el extranjero, como el Reino Unido o Suiza. El objetivo era que los ingresos no pasaran nunca por España y, por lo tanto, eludir el pago de impuestos.

El abogado de Messi, Enrique Bacigalupo, defendió que su cliente no estaba al corriente de los negocios operados en torno a él y que de ello se ocupaba su padre. La defensa del futbolista argentino llegó a decir que Lionel Messi es solo un “futbolista” que tiene interés exclusivamente por la pelota. Messi y su padre pueden recurrir la sentencia de la Audiencia de Barcelona ante el Tribunal Supremo.

DZC (Reuters, dpa)


Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Deutsche Welle

image beaconimage beaconimage beacon