Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Microsoft y Google entierran el hacha de guerra: dejarán de demandarse

El Confidencial El Confidencial 22/04/2016 Teknautas

Tras años de guerras judiciales enfrentándose por asuntos regulatorios y por patentes de 'software', Microsof y Google han llegado por fin a un acuerdo para retirar todas las demandas pendientes entre ambas compañías. Se trata de una decisión sorprendente y sin ningún precedente entre ambas empresas. Ninguna compañía ha dado detalles concretos sobre qué procedimientos legales en marcha se retiran, pero es una gran noticia para el mundo del 'software'.

(Foto: Microsoft) © Externa (Foto: Microsoft)

Ambas compañías han confirmado en un comunicado a Re/code su acuerdo de retirar las demandas interpuestas en la actualidad por asuntos regulatorios. Además, trabajarán para resolver problemas futuros de forma privada antes de llegar a los tribunales. "Microsoft ha acordado retirar las demandas regulatorias contra Google, en un reflejo de cómo han cambiado nuestras prioridades legales. Continuaremos compitiendo de forma vigorosa por el negocio y por los clientes", ha asegurado Microsoft en un comunicado a Re/code.

"Nuestras compañías compiten ferozmente, pero queremos hacerlo en base a los méritos de nuestros productos, y no por procedimientos legales", ha dicho Google. 

Microsoft y Google se habían enfrentado en múltiples ocasiones por patentes de 'software', sobre todo en lo relativo a Android. El año pasado, por ejemplo, ambas compañías acordaron zanjar una disputa legal de más de 5 años por patentes de Android y Xbox.

Con este nuevo acuerdo es de esperar que todas las disputas pendientes queden resueltas y que, las futuras, se resuelvan también antes de llegar a los tribunales. A largo plazo, el movimiento es bueno para ambas firmas y para los usuarios de su 'software', ya que en teoría podrán acceder antes a mejoras e innovaciones que hasta ahora quedaban paradas en un tribunal. 

La decisión coincide justo con la acusación de la Comisión Europea a Google de incurrir en abuso de posición domintante con Android, obligando supuestamente a los fabricantes a incluir por defecto aplicaciones de Google en los smartphones. Ni Microsoft ni Google han hecho referencia a la investigación en marcha de Bruselas, pero la coincidencia de ambos procesos parece algo más que puro azar.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon