Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Miguel Ángel Flores, imputado por el ‘Madrid Arena’, en libertad

EL PAÍS EL PAÍS 09/05/2014 José Antonio Hernández

El juez Juan Antonio Toro, del juzgado 36 de Plaza de Castilla de Madrid, ha decretado esta noche, según fuentes jurídicas, la puesta en libertad de Miguel Ángel Flores, principal acusado del caso Madrid Arena, a condición de que comparezca el próximo lunes, a las nueve de la mañana, ante el juez Eduardo López Palop que investiga la muerte de cinco jóvenesocurridael 1 de noviembre de 2012 en el Pabellón Municipal de la Casa de Campo. Flores no se presentó el pasado jueves a su cita quincenal en los juzgados por lo que fue detenido ayer viernes.

El acusado tiene la obligación de presentarse en sede judicial todos los días 8 y 22 de cada mes en cumplimiento de las medidas cautelares por las que el juez le puso en libertad en diciembre de 2012, tras retirarle el pasaporte. El Tribunal Superior de Justicia asegura que el imputado no ha justificado de forma alguna la causa que le impidió presentarse el pasado jueves, a sabiendas de que su actual situación de libertad provisional bajo fianza de 200.000 euros "está supeditada al riguroso cumplimiento de esta medida". Por este motivo, el magistrado López Palop consideró que existía riesgo de fuga del empresario y emitió una orden de detención contra él que ha terminado en su arresto. 

El juez ha pedido que el detenido sea puesto a disposición judicial el lunes "en horas de audiencia", el mismo día en el que ha citado a los abogados personados en la causa.

La detención de Flores la realizaron agentes de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) en el gimnasio de la estación de Chamartín, empresa que Flores gestionó en el pasado. La UDEF ha intervenido en esta operación debido a que López Palop  abrió en mayo de 2013 una pieza separada para la investigación patrimonial del empresario, de su hermano José María y de su empresa Diviertt, promotora del fatídico evento. Como resultado de las pesquisas, la UDEF informó al juez  de la existencia de movimientos de capital entre sociedades situadas en Ecuador y Panamá y empresas o cuentas bancarias a nombre de los imputados y de Diviertt. 

Las investigaciones del caso concluyeron que la tragedia se produjo por un exceso de aforo. L os organizadores permitieron el acceso a unas 12.000 personas, el doble de lo establecido. El recuento de entradas que la policía realizó a finales de noviembre de 2012 arrojó que había 16.791. La fiscalía puede pedir para Flores hasta 18 años de cárcel.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon