Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Miguel de Cervantes

Notodo Notodo 28/03/2016 Irene Galicia

Es nuestro indiscutible héroe nacional, la pura Marca España y es cierto que el personaje real, ha quedado con frecuencia eclipsado por la proyección de la figura quijotesca protagonista de su gran creación literaria. Tuvo sin embargo una extraordinaria trayectoria vital que ahora se muestra esta exposición, un homenaje al hombre y su devenir detrás de la obra. Cierto es que cuando a una exposición se le da tanto bombo y platillo, y monarcas y políticos acuden en masa a su inauguración, sabemos que seguramente algo manido y rancio se está cociendo dentro. Así pues, ¿qué puede tener de novedoso la enésima exposición sobre Cervantes con motivo del cuarto centenario de su muerte?

Imagen principal del artículo "Miguel de Cervantes" © La Fábrica 2014 @ Imagen principal del artículo "Miguel de Cervantes"

Quizá lo interesante es que cuenta cómo a lo largo del tiempo se ha ido construyendo el mito de Cervantes como símbolo de la lengua española y de la propia nación y su proceso de conversión en un mito merecidamente consolidado. El rostro del autor de la obra más traducida después de la Biblia fue durante siglos motivo de obsesión. Era muy difícil hallar un retrato verdadero de Cervantes, coherente con lo que escribe de sí mismo en sus novelas ejemplares. La exposición reúne todos los retratos que forjaron aquel mito como el de Jáuregui, considerado durante mucho tiempo como la imagen real de Cervantes, la carta que envió al Cardenal Sandoval antes de su muerte, objetos como sus autógrafos verdaderos y falsos, documentos sobre su lugar de nacimiento, piezas sobre el Cervantes soldado y cautivo, etc.

Así, esta monumental reconstrucción del personaje a modo de mausoleo tiene como objetivo la fiel y casi obsesiva reproducción de la vida cervantina dividida en tres secciones centradas en la vida familiar, militar y literaria del escritor, desde su infancia, a su participación en la Batalla de Lepanto, su cautiverio en Argel, su producción literaria, sus relaciones con los escritores de su tiempo, su vida y su muerte. Se incluye una mirada al cervantismo y un amplio espacio dedicado al Quijote en un intento de comprender por qué lenguas y culturas tan diversas se han acercado a la obra cervantina, a las aventuras escritas por Cervantes a principios del siglo XVII y protagonizadas por tan singulares personajes y la pervivencia de las aventuras y de los valores “quijotescos” que se han traducido, se traducen y se seguirán traduciendo siempre.

La pega que se le puede poner es la de siempre: la exposición es meramente circunstancial, anecdótica, biográfica, en resumen, muy seria. Se nota que ha sido "preparada con tiempo". A pesar de que ya se han puesto en marcha varias celebraciones y homenajes a Cervantes con motivo de este centenario, esta exposición supone el pistoletazo de salida de los fastos oficiales, que ya han recibido algunas críticas por un supuesto "retraso" y la inevitable comparación con los actos de Reino Unido por el centenario de Shakespeare; todo un duelo de titanes.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Notodo

image beaconimage beaconimage beacon