Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Mike y Dave buscan...

Notodo Notodo 21/10/2016 Marco Ascione
Imagen principal del artículo "Mike y Dave buscan..." © La Fábrica 2014 @ Imagen principal del artículo "Mike y Dave buscan..."

Cuando los grandes jefazos de Notodo me pidieron que cubriese el estrono de esta película ya sabían a qué se exponían y las más que probables consecuencias. ¿Una película a caballo entre el romanticismo más pasteloso y la comedia irreverente/guarra protagonizada por Zac Efron y Anna Kendrick? Vamos, el paraíso para un servidor. Soy un gran defensor de las comedias románticas y de subgéneros tan marginales como las wedding comedies. Solo de pensar en My best friend's wedding o The wedding dates me estremezco. Por no hablar del amor que profesor por Efron y Kendrick por películas como 17 again y The las five years. Dicho esto está claro que con Mike y Dave buscan rollo serio no iba a ser precisamente justo.

Los hermanos Mike (Adam Devine) y Dave (Efron), dos hedonistas empedernidos, tienen una reputación un tanto terrible. No solo se encargan de montar las fiestas más salvajes en los reencuentros familiares, sino que tienden a reventarlos, bajas en urgencias incluidas. Unas semanas antes de la boda de su hermana, la familia decide montarles una intervención con la esperanza de hacerles entrar en razón. La reunión termina con un imperativo categórico: los dos hermanos tendrán que ir acompañados a la boda por dos mujeres capaces de mantenerlos a raya. Después de un anuncio en Craigslist y un fenómeno viral que se traduce en miles de citas, las dos elegidas, Alice (Kendrick) y Tatiana (Aubrey Plaza), terminan por desvelarse como lo contrario de las sobrias influencias que la familia esperaba. No es que las dos chicas sean gamberras, es que son el equivalente femenino de Mike y Dave. Mal, muy mal.


La cinta de Jake Szymanski es un producto dirigido a un sector muy concreto: adolescente engreídos y adultos jóvenes que sueñan con ser Zac Efron un tanto perdidos en sus vidas que disfrutan con el humor más sucio posible pero que siguen creyendo en el amor. Una extraña mezcla entre la nueva horneada de comedias que beben del legado dejado por American Pie, mezclado con varios elementos fundamentales de la comedia romántica más primitiva (bodas, lucha interna por conocerse a uno mismo, amor que pasa de quimera a algo tangible, etc).

¿El resultado? Una película bastante floja en su global pero que deja algún que otro momento estelar como la aparición de Kumail Nanjiani. Dejando de lado que la película de Szymanski en ningún momento intenta mostrarse más allá de lo que es –una película tonta y burra con el único objetivo de entretenerte antes de tirarla a la basura– el problema más gordo que le veo a Mike y Dave buscan rollo serio es un ansia voraz por ser más y más pasada de vueltas con cada nueva escena. No me interpretéis mal, las referencias sexuales y los insultos más soeces me parecen bien, siempre y cuando no sean algo gratuito y lanzadas al espectador como último intento de sonsacar una carcajada forzada.

Otro problema importante es la localización, aunque este solo sea perceptible al ojo del fanático espectador de comedias románticas. Mike y Dave buscan rollo serio se desarrolla en las sempiterna Hawaii, al igual que la mejor película que ha parido este género: Forgetting Sarah Marshall. Competir con la película protagonizada por la dupla Segel/Kunis es imposible y elegir el mismo escenario como trasfondo de tu película lo único que hará será recordarte constantemente lo buena que es una y lo justita que es la otra. Eso sí, siempre nos quedarán las escenas de Zac Efron sin camiseta: y algunos, con eso, nos conformamos.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Notodo

image beaconimage beaconimage beacon