Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Momias elocuentes

EL PAÍS EL PAÍS 03/06/2014 Ginés Donaire

Investigadores españoles han desenterrado valiosa información sobre la nobleza en el antiguo Egipto. Ha sido en la última campaña de excavaciones de la misión conjunta de la Universidad de Jaén (UJA) y el ministerio de Antigüedades egipcio en la necrópolis de Qubbet el-Hawa, junto a la ciudad de Asuán, donde se ha hallado intacta una cámara funeraria con los restos de un gobernador provincial del Reino Medio y de algunos de los miembros de su familia, así como otras nueve momias de más de 2.500 años de antigüedad, entre ellas la de un cocodrilo. La excavación ha permitido romper con la imagen idealizada que se tenía del gobernante, tal y como se lo representaba en relieves e inscripciones en la isla de Elefantina.

Ahora, el estudio de los expertos españoles constata que este alto cargo sufrió escoliosis o deformación de la espalda y murió con apenas 30 años. El profesor de Historia Antigua Alejandro Jiménez, que ha dirigido esta misión arqueológica junto a una treintena de investigadores (entre arqueólogos, antropólogos, historiadores y expertos en epigrafía egipcia) de la UJA, ha destacado hoy en la presentación de los resultados de la campaña el valor del complejo funerario que estudian.

La tumba cuenta con un espacio dedicado al culto y dos cámaras con sarcófagos y con inscripciones de cerámica donde se mencionan los nombres de los enterrados, entre ellos el de Gaut-Anuket, hija del gobernador Heqaib III. También se encontraba la tumba del hermanastro de Heqaib, conocido como Sarenput, inhumado junto con uno de los primeros ejemplares de ushabti (figurita funeraria), que tenía incluso su propio sarcófago antropomorfo.

ampliar foto

Una investigadora de la universidad de Jaén analiza una de las momias halladas en las excavaciones. / UNIVERSIDAD DE JAÉN

“Mientras que hoy resulta prácticamente imposible encontrar una cámara intacta con un faraón, con estos hallazgos podemos aportar información del siguiente nivel de la sociedad egipcia, la nobleza”, expone el profesor Jiménez, que trabajaba en una universidad de Londres hasta que hace una década decidió volver acogiéndose a un programa de la Junta de Andalucía para el retorno de doctores a centros de investigación andaluces.

Otro de los descubrimientos más importantes de la campaña ha sido el de una cámara intacta que contenía un ataúd de madera en cuyo interior se encontraba un individuo anónimo de origen nubio. Entre sus vendas se hallaba una preciosa daga. El esqueleto de Sarenput presenta también caracteres morfológicos nubios, lo que en opinión de los investigadores lleva a una conclusión inesperada: la familia de gobernadores de Elefantina de la XII Dinastía, enterrados en Qubbet el-Hawa, tienen diferentes orígenes étnicos (nubios y egipcios). “Este hallazgo refleja la diversidad étnica en la composición de la población en la provincia más al Sur de Egipto y abre nuevos caminos para el estudio de las relaciones internacionales entre Egipto y el Reino de Kush”, agregó el profesor de la Universidad de Jaén.

Qubbet el-Hawa cuenta con una de las mayores colecciones de inscripciones biográficas funerarias en una necrópolis no real. Hasta ahora, las tumbas más importantes datan del final de la VI Dinastía y hasta el final de la XII Dinastía (2250 al 1775 a.C.), aunque hay otros ejemplos del Reino Nuevo (entre el 1550 al 1100 a.C.).

Inicialmente, las excavaciones las llevó a cabo en 2004 un equipo italiano, pero en 2008 tomó el relevo el equipo liderado por el profesor Jiménez Serrano. Desde entonces, la misión española se encarga de excavar diversas tumbas fechadas en la XII Dinastía (aproximadamente del 1810 al 1775 a.C.). Durante estos años, el equipo multidisciplinar ha descubierto el complejo funerario más grande del yacimiento, en el cual fueron enterradas las familias de dos gobernadores tardíos de la XII Dinastía: Heqaib III y Ameny-Seneb.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon