Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Monago remodela su Gobierno para buscar un impulso ante las autonómicas

EL PAÍS EL PAÍS 18/06/2014 Francesco Manetto
José Antonio Monago presenta a Clemente Checa y María de los Ángeles Muñoz como nuevos consejeros. © Jero Morales José Antonio Monago presenta a Clemente Checa y María de los Ángeles Muñoz como nuevos consejeros.

Es la tercera crisis de Gobierno acometida por José Antonio Monago en lo que va de legislatura. El presidente de Extremadura ha anunciado este miércoles una remodelación de su Ejecutivo, tres semanas después obtener, igual que el PP nacional, un mal resultado en las elecciones europeas del 25 mayo (más de ocho puntos menos que en 2009) y cuando la dirección del partido ha dado la orden de centrar todos los esfuerzos en los comicios municipales y autonómicos de 2015.

Monago ha aprovechado la renuncia "por motivos personales" del consejero de Economía y Hacienda, Antonio Fernández, para comunicar que Cristina Teniente, la actual vicepresidenta, será también la nueva consejera de Economía, Competitividad e Innovación. El departamento de Hacienda se une al de Administraciones Públicas, en la que Clemente Checa, presidente del Consejo Consultivo de Extremadura, sustituirá a Pedro Tomás Nevado-Batalla. En una comunidad con alrededor del 30% de paro, el "impulso" que pretende dar el llamado barón rojo del PP consiste en la creación de una Consejería de Empleo, Mujer y Políticas Sociales, de la que se hará cargo la actual directora general de Empleo, María de los Angeles Muñoz. Uno de sus cometidos será la implantación de la renta básica.

El presidente extremeño, que gobierna con el apoyo de Izquierda Unida, se ha enfrentado al Ejecutivo de Mariano Rajoy y a la dirección nacional de los populares por su abierta oposición a la reforma de la ley del aborto y por adoptar una política fiscal contraria a la del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. A pesar de eso, su proyecto político, una suerte de experimento dentro del PP, no le ha valido mejor resultado -en términos comparativos- que el de la formación a nivel estatal, que perdió 2,6 millones de votos.

Monago necesita, por tanto, un revulsivo. Necesita inaugurar, según ha reconocido, “nuevo ciclo y un nuevo escenario de crecimiento y creación de empleo” con mayor "impulso social". El primer objetivo, para el Gobierno extremeño, debe ser “darle una vuelta de tuerca a las políticas de empleo, manteniendo las grandes líneas directrices" adoptadas hasta ahora.

Fuentes del Gobierno regional recalcan que el entorno del presidente autonómico está "ilusionado" por empezar una nueva etapa y, aunque rechazan que los resultados de las elecciones europeas hayan sido el detonante principal de esta crisis de Gobierno -que el propio Monago califica de "crisis de oportunidad"-, sí reconocen que han sido un elemento más que ha llevado a Monago a tomar esta decisión.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon