Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Montoro convoca a las comunidades para negociar el reparto de impuestos

EL PAÍS EL PAÍS 13/06/2014 Jesús Sérvulo González

El Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas ha convocado a las comunidades autónomas para negociar el reparto de impuestos. Para ello prevé convocar un Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) —el órgano de interlocución entre el Gobierno y las comunidades para asuntos presupuestarios— para dentro de dos semanas, una vez que haya presentado el anteproyecto sobre la reforma fiscal.

El Gobierno está ultimando un amplio cambio de las principales figuras tributarias, que afectará a los impuestos autonómicos: sucesiones y donaciones, impuesto sobre el patrimonio, y actos jurídicos documentados, en línea a lo propuesto por el comité de expertos de la reforma fiscal. Además, las comunidades deben acordar el techo de gasto para iniciar la elaboración de sus presupuestos regionales para 2015, según establece la Ley de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera.

El Ejecutivo pretende limitar la discrecionalidad que tienen las comunidades autónomas en algunos impuestos, sobre todo los medioambientales [Cataluña grava a las grandes superficies, y otras comunidades tienen impuestos sobre las bolsas de plástico, los vertidos a ríos..]. En 2104, las comunidades tienen 70 impuestos propios, algunos de ellos de difícil explicación.

Hacienda pretende reordenar toda esta maraña de impuestos e incluirá en la reforma fiscal medidas para limitarlos a cambio de darles más margen en otras figuras tributarias.

Este será el primer paso para comenzar a negociar el sistema de financiación autonómica que habría que renovar antes de final de año. El Gobierno aspira a contentar a través de los impuestos a las comunidades más beligerantes y ganar tiempo antes de abrir el debate de la financiación en un momento de enorme inestabilidad política y en el que no hay recursos adicionales con los que poder cerrar el sistema.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon