Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Moragues consigue 1.000 millones de Madrid

EL PAÍS EL PAÍS 13/06/2014 Joaquín Ferrandis

El Gobierno acordó ayer conceder una inyección adicional de 935,5 millones de euros a la Comunidad Valenciana procedente de los excedentes del Fondo de Liquidez Autonómico 2013 La cantidad, que representa casi un tercio de los 3.000 millones repartidos a las comunidades autónomas, supone un balón de oxígeno para la Generalitat que podrá hacer frente a pagos atrasados en la enseñanza pública y concertada, las farmacias, los conciertos sanitarios, las universidades y los ayuntamientos, entre otros acreedores. El gestodel Gobierno hacia la Comunidad Valenciana, que recibirá más dinero que Cataluña (912,2 millones) y Andalucía (474, 5), se produce después de los malos resultados obtenidos por el PP en las últimas elecciones al Parlamento Europeo. Y, sobre todo, después de que el consejero de Hacienda, Juan Carlos Moragues, haya insistido hasta la saciedad para que el Ministerio de Hacienda tuviese en cuenta la infrafinanciación autonómica, que ni siquiera cubre los gastos en sanidad y educación. Moragues expresó ayer su satisfacción por un fondo que permite transformar deuda comercial en financiera pero que contribuye a dinamizar la economía valenciana.

El dinero, que previsiblemente se recibirá este mismo mes, forma parte del excedente del Fondo de Liquidez Autonómico (FLA) 2013 del que, presumiblemente, podría repartirse un último remanente sobrante superior a los 2.000 millones de euros.

El secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta, ha explicado que, con esta cantidad, las farmacias valencianas podrán cobrar el 2 de julio próximo y se podrán afrontar otros pagos “fruto del déficit excesivo del ejercicio anterior”. “Se trata de que se vean satisfechos los servicios sociales, la educación y la sanidad, que suponen más del 70% del gasto que se paga a través del FLA”, dijo Beteta.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon