Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Morente por Manzano

Notodo Notodo 03/11/2016 Irene Galicia
Imagen principal del artículo "Morente por Manzano" © La Fábrica 2014 @ Imagen principal del artículo "Morente por Manzano"

Paco Manzano es el fotógrafo de la música en directo. Más de treinta años de profesión, miles de recitales y cientos de artistas han dado como resultado una exorbitante producción fotográfica. Paco Manzano es como una máquina del tiempo que nos hace viajar, a través de fotografías, a lo más profundo de la historia de la música desde los años ochenta hasta hoy. Con casi medio siglo de conciertos a la espalda, Manzano ha inmortalizado en compañía de su cámara soberbios momentos que todo fanático del rock, del pop, del folk, del jazz o del flamenco ha sabido apreciar, cubriendo los festivales de La Noche en Vivo, o conciertos en el Café Central, Clamores, Galileo Galilei, Rock-Ola, Caracol, La Boca del Lobo… y los ya desaparecidos Rock Club, Elígeme, Revolver...

No olvidemos que el flamenco y la fotografía nacen parejos en el tiempo y desde entonces caminan de la mano. Los primeros fotógrafos allá por el siglo XIX sintieron gran fascinación por el arte de lo jondo. No hay duda de que a través de la fotografía se pueden plasmar momentos únicos dentro de una faceta artística. Por ello la fotografía vinculada al arte flamenco es una forma de canalizar una serie de momentos de especial expresividad. Y si encima hablamos de Morente, la combustión es inmediata. Fotografiar al siempre fotogénico Morente es como fotografiar a Camarón, hay ahí un brillo especial, una expresividad que parece que irradiar música.


En esta exposición, Manzano nos ofrece un recorrido apasionante, una particular visión documental por la carrera del legendario cantaor, que refleja la intensa vida y la inagotable labor creativa de este revolucionario del flamenco desde la Cumbre Flamenca de 1983 hasta el último concierto en familia que ofreció en el Festival Flamenco de Torrelodones en el año 2010, sin olvidarse de retratarlo en los festivales más importantes del país incluidos los conciertos celebrados en grandes recintos donde interpretaba de principio a fin su álbum Omega, álbum que marcó un punto de inflexión en la carrera del autor y un referente para la música popular, integrando el rock en el flamenco y mostrando claramente su visión vanguardista del compás. "Yo estoy de la pureza hasta el gorro, me gusta lo anti-auténtico", decía Morente, y eso lo hacía más auténtico.

La muestra forma parte de la tercera edición del festival malagueño de cultura independiente Moments, y representa una manera muy personal de rendir tributo a uno de los cantaores más creativos e importantes de nuestro tiempo, en el que se recuperan los inicios del maestro, su apuesta por la fusión de estilos y su esfera más personal, a pesar del hecho de que a Morente no le gustaban nada los homenajes. Y es que para homenajear a Morente hay que recordar que su legado no son los discos, ni los conciertos, ni las notas, sino la pasión por la expresión sincera, libre y espontánea.




Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Notodo

image beaconimage beaconimage beacon