Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

MotoGP: Marc Marquez logra la pole en el GP de Italia

La Vanguardia La Vanguardia 31/05/2014 David Ruiz Marull

Marc Márquez va camino de convertir la temporada de MotoGP en un monopolio tan absoluto que puede resultar incluso aburrido para el espectador. El dominio del joven campeón de Cervera es total. En el GP de Italia logró su sexta pole consecutiva y este domingo (14:00 horas) será de nuevo el máximo favorito para el triunfo, igual que en las cinco carreras anteriores, en las que nunca dejó escapar la victoria.

El líder del Mundial tiene una gran moto, aunque su principal ventaja es su talento, su capacidad de aprendizaje, su mejora constante, su hambre insaciable. Marc se divierte ganando. Y no quiere dejar de sonreír. El primer puesto de la parrilla en Mugello lo logró con un tiempo de 1:47.270 minutos, 180 milésimas más rápido que el sorprendente Andrea Iannone (Ducati), que juega en casa, y 251 milésimas por encima de Lorenzo.

Márquez dio la sensación de no exprimirse al máximo esta vez, cortando gas en su última vuelta, viendo que tenía el primer puesto asegurado. No la pasó lo mismo a Pedrosa, que tuvo que exprimir al máximo a su Honda para alcanzar la cuarta posición para la salida. El piloto de Castellar del Vallés, tras un viernes de pesadilla, dio un paso adelante en los libres del sábado, aunque no le bastó para pelear por la pole. Se quedó a tres décimas.

Márquez ya no tiene únicamente el talento de su lado, ese estilo genial, atrevido, siempre al límite, con el que logró ser campeón del mundo de MotoGP en la temporada de su debut en la categoría. Ahora contemporiza, analiza, reflexiona. Siempre en busca de la mejor opción en cada circuito. Mugello no se le dio bien el año pasado y sufrió una espectacular caída. Eso había que cambiarlo.

Por eso ahora ha elegido una estrategia distinta para correr en el trazado italiano. Nada de ir a saco, frenar fuerte y salir derrapando de las curvas. "(En Mugello) hay que dejar correr la moto y no frenar fuerte, que es lo mío. Ni en la frenada más fuerte del circuito, la del final de recta, tampoco es necesario frenar desde el principio de la curva. Ya sabéis lo que pasó el año pasado. He cambiado mi pilotaje porque aquí frenar más tarde no sirve de nada", reconocía el corredor de Cervera el viernes. Y el resto de pilotos tratan de copiarlo para, al menos, acercarse a sus registros.

En el buen resultado de Iannone tuvo un peso importante, además de aprovechar el rebufo de Rossi, la velocidad de su Ducati. El italiano, de 24 años, ya había dejado clara la potencia de su montura en los terceros libres, cuando estableció un nuevo récord en MotoGP al alcanzar los 349,6 kilómetros por hora. El registro lo logró mientras recorría la larga recta principal, de 1.141 metros entre Bucine y San Donato, el sitio donde habitualmente se consiguen las puntas más espectaculares del calendario. El mejor registro hasta ahora lo tenía Dani Pedrosa desde 2009, cuando en este mismo escenario alcanzó los 349,288 km/h.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de La Vanguardia

image beaconimage beaconimage beacon